REYNAZUL.

sábado, 3 de mayo de 2014

Detuvieron a otra activista argentina de Greenpeace Fabiana Bellina estaba protestando contra un buque ruso en el puerto de Rotterdam.

Detuvieron a otra argentina de Greenpeace, pero esta vez fue en Holanda. Fabiana Bellina (40) fue arrestada durante algunas horas cuando intentó, junto con otros 80 personas, detener en el puerto de Rotterdam a un buque ruso que transportaba "70.000 toneladas de petróleo crudo extraído del Mar Artico", según informó la organización ecologista. La activista ya fue liberada.
Esta acción se realizó en el marco de la misma campaña, a la que que Greenpeace denomina "Salvemos al Artico", por la que ya habían sido detenidos Camila Speziale y Hernán Pérez Orsi. En total, tres argentinos miembros de la organización protestaron ayer en el puerto holandés contra el arribo del buque petrolero ruso Mikhail Ulyano: además de Bellina (escaladora), Ignacio María Soaje (capitán del barco Esperanza) y Waldemar Wichmann (tripulante).
En septiembre del año pasado, en otra acción que formó parte de la misma campaña contra la explotación en el Artico, habían sido detenidos Speziale y Pérez Orsi junto a otros 28 activistas más de diferentes países. Acusados de piratería y vandalismofueron liberados luego de dos meses de permanecer en cárceles rusas gracias a una amnistía de Vladimir Putin.
El bloqueo al buque ruso se desarolló durante seis horas "en forma pacífica en el puerto, pero las autoridades holandesas abordaron el barco de Greenpeace, el Rainbow Warrior, y tomaron detenida a toda la tripulación", explicó Greenpeace en un comunicado. Señaló, además, que entre los arrestados, figuraba la argentina Bellina, que "fue liberada al igual que todos los activistas, salvo un alemán que permanece detenido". "En la actividad, participaron barcos como el Rainbow Warrior y el Esperanza, botes inflables, equipos de escaladores y alas delta", detalló la ONG.
Greenpeace dice que el objetivo de la acción fue detener al buque "contratado por la socia rusa de Shell, Gazprom, para transportar las primeras 70.000 toneladas de petróleo extraído del Artico desde la controversial plataforma Prirazlomnaya al mercado europeo". El coordinador de la campaña, Mauro Fernández, dijo que "lo que debe detenerse en realidad es el disparate de ir en busca de más petróleo en un ambiente tan frágil como el Artico, cuando el mundo ya tiene más petróleo del que puede quemar si quiere evitar los peores impactos del cambio climático". fuente:clarin.com
Publicar un comentario