REYNAZUL.

lunes, 26 de mayo de 2014

De Corrientes a Las Heras, a 22 metros de profundidad Transporte Por un profundo túnel, a lo largo de la avenida Pueyrredón, avanza la obra, en la que trabajan cientos de operarios y técnicos. Córdoba, Santa Fe y Las Heras serán las estaciones del nuevo tramo.

La entrada está en Azcuénaga y Pacheco de Melo, en Recoleta: una rampa de casi una cuadra por la que suben y bajan camiones con materiales, técnicos y operarios con casco y chaleco reflectante. El sol que se aleja, otro tramo y ahí estamos, debajo de la Ciudad, a punto de recorrer la obra de extensión hacia el norte de la Línea H, un túnel que une Corrientes y Las Heras siguiendo la traza de la avenida Pueyrredón. La línea sumará tres estaciones: Córdoba, Santa Fe y Las Heras. Y luego el túnel avanzará hasta la facultad de Derecho.
Son 22 metros bajo tierra y una línea de horizonte que se pierde hacia un lado y el otro. Aunque a la base todavía le falta el balasto (la capa de piedra partida sobre la que se van las vías) y toda la infraestructura, en Las Heras ya se perfila la estructura de lo que serán los andenes. “El año que viene vamos a tener terminado el túnel con todo el equipamiento y también las estaciones. Este contrato establece que la obra se entrega completa, con todo funcionando”, explica Daniel Chain, ministro de Desarrollo Urbano de la Ciudad. La ejecución corre por cuenta de la UTE Techint-Dycasa.
Primero van a estar listas las estaciones Las Heras y Córdoba, y después se habilitará la de Santa Fe, donde habrá una conexión con la línea D. En el sur construyen el tramo que va de la estación Hospitales a la estación Sáenz, y talleres y cocheras debajo del Parque Patricios. La inauguración de los extremos (en el sur llegará hasta Pompeya y en el norte hasta la futura Terminal Facultad de Derecho) está prevista para 2017. Y luego habrá que encarar la modificación que aprobó el año pasado la Legislatura, que lleva el recorrido hasta Retiro con estaciones en la Villa 31 y la terminal de ómnibus.
La primera etapa de esta obra que comenzó hace dos años fue la excavación de los casi dos kilómetros y medio de túnel: de allí sacaron 350 mil metros cúbicos de tierra (“a diez m3 por camión, salieron 35 mil camiones de tierra de acá abajo”, apunta uno de los ingenieros a cargo del control de la obra). Eso, y el bombeo para extraer el agua de las napas: “A esta altura hay de cuatro a cinco metros de agua”, explica Chain.
El equipo técnico se ríe ante el comentario, pero en esta instancia las paredes del túnel se ven como un gran costillar (y el recuerdo del profeta Jonás y de la leyenda de James Bartley invitan a la comparación con el interior de una ballena, ¿por qué no?) “Después de excavar se arma esa estructura de hierro que, sí, tiene esa forma. Luego se cubre con hormigón para que pueda resistir la vibración que producen los trenes”, simplifica el Ministro. Ahora avanzan con el hormigonado –trabajan por tramos con un encofrado deslizante– en dirección a la avenida Córdoba.
Hacia arriba se ven los huecos que luego serán ascensores y escaleras mecánicas. Pero también los sistemas de ventilación: a pesar de estar tantos metros bajo tierra (entre siete y ocho pisos de un edificio), no se sienten diferencias en la presión del aire.
A medida que nos acercamos a Santa Fe aumenta la pendiente: es que la línea H pasa por debajo de la línea D, como ya sucede con la A, la B y la E.
“Por eso se cerró durante los fines de semana de enero la D, para hacer ese trabajo de empalme. Esa estación se va a demorar más que las otras dos”, cuenta Chain. Y agrega: “En esta zona hay otro condicionante, porque pasa un caño maestro que lleva agua de la potabilizadora San Martín de AySA al centro de distribución de la avenida Córdoba y hubo que hacer un encofrado especial”.
Desde Sbase informan que la línea H transportará unos 300 mil pasajeros los días hábiles. Y que para mantener la frecuencia se compraron 120 coches nuevos que se están construyendo en Alstom Brasil, con aire acondicionado, cámaras de seguridad y sistema de aviso sonoro. fuente:clarin.com
Publicar un comentario