REYNAZUL.

jueves, 3 de abril de 2014

Trimarco siente "vacío y tristeza" por la ausencia de su hija, pero celebró el rescate de 6.400 víctimas La presidenta de la "Fundación María de los Ángeles", Susana Trimarco, dijo hoy que siente "vacío y tristeza" por la ausencia de su hija, Marita Verón, quien fue secuestrada hace 12 años por una red de trata de personas, aunque esa angustia se conmpensa "con los resultados obtenidos" con su lucha que posibilitó rescatar a más de 6.400 víctimas.

"Logré que el Estado se comprometa con este tema y así descubrimos quiénes son los responsables de bandas que trabajan a lo largo y ancho del país", resaltó Trimarco, quien en estos doce años de búsqueda se convirtió en un ícono de la lucha contra la trata.

Al cumplir hoy otro año sin Marita, quien desapareció el 3 de abril de 2002, Trimarco señaló: "Estoy triste pero fortalecida con todas las chicas a las que ayudamos en este tiempo, pero como siempre digo, no voy a parar hasta encontrar a mi hija".

Como parte de las actividades previstas para hoy, se realizaron en el teatro Alberdi, de la capital provincial, dos funciones de la obra "Mika", dirigida por Jimena Duca y basada en la vida de Trimarco.

Una de las funciones fue exclusiva para las fuerzas de seguridad y funcionarios judiciales, a los que buscan "sensibilizar con el contenido de la obra", y otra para el público en general.

Al hacer un repaso de lo realizado en estos 12 años, Trimarco recordó que el Secretario de Justicia de la Nación, Julián Álvarez, informó que "más 6.400 víctimas fueron rescatadas de distintas partes del país y eso no es poca cosa".

"La ayuda del Estado es fundamental para las madres cuando estamos desesperadas porque no sabemos qué pasa con nuestros hijos, como yo, que no sé ni dónde está ni cómo está Marita, pero al menos hemos descubierto quiénes son los responsables", indicó.

00:00
00:00


"Estamos ante una mafia organizada que opera a lo largo y ancho del país", precisó Trimarco, quien espera que la semana próxima se dicte la condena a los responsables de la desaparición de Marita.

Por eso, dio "gracias a Dios, porque se dio vuelta el fallo del juicio y ha sido un paso muy importante en la causa que la Corte Suprema de Justicia de Tucumán haya dado la razón a nuestros reclamos".

De esta manera, Trimarco espera que "el lunes o el martes estos delincuentes sean condenados y paguen" por lo que le hicieron a su hija y "a todas las chicas que fueron a declarar en el juicio".

El nuevo Tribunal de Tucumán encargado de revisar el fallo que había absuelto a los 13 imputados por la desaparición de Marita dictará sentencia entre el lunes y martes próximo contra diez de ellos: José "Chenga" Gómez, Gonzalo Gómez, Daniela Milhein, Alejandro González, Azucena Márquez, Pascual Andrada, Humberto Derobertis, Carlos Luna, Paola Gaitán y Mariana Bustos.

El Tribunal dictará sentencia por el delito de secuestro y promoción de la prostitución de Marita.

La Corte había revertido el fallo absolutorio de los jueces Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera Molina y Eduardo Romero Lascano, y dispuso que un nuevo tribunal defina la condena para cada uno de los imputados.

Los camaristas designados son Emilio Páez de la Torre, Dante Ibáñez y Juana Juárez, y como secretario actuará Carlos Lix Klett.

A pesar de su satisfacción por el paso dado, Trimarco pidió que "la Justicia les dé un verdadero castigo, que no sean penas bajas para que entren por un lado y salgan por el otro".

"Pongo toda la esperanza, mi fuerza y mi corazón para que a los jueces se les abra la mente y hagan verdadera Justicia", indicó.

El lunes pasado, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner inauguró una nueva sede de la Fundación creada por Trimarco, que fue cedida por el gobierno nacional, en 25 de Mayo al 1000, en la capital tucumana, que atenderá y contendrá a mujeres víctimas y sobrevivientes de la trata de personas y de la violencia de género.

Además funcionará la primera oficina del Centro de Acceso a la Justicia (CAJ) en Tucumán, que acercará la justicia social a personas de condiciones humildes que no pueden pagar un abogado para llevar adelante un juicio.

"La Fundación intenta que las víctimas de trata de personas o explotación sexual tomen conciencia de que la situación que tuvieron que vivir no es su culpa y que tienen otras opciones de vida", resumió el abogado de la Fundación, Carlos Garmendia.

La Fundación cuenta con un equipo de abogados, un departamento de salud mental compuesto por psicólogos y psiquiatras y un grupo de trabajadoras sociales. ver nota completa en su fuente:telam.com.ar
Publicar un comentario