REYNAZUL.

viernes, 11 de abril de 2014

Putin amenaza con cortar el gas que envía a Ucrania y a parte de Europa Explicó que se debe a la falta de pago de Kiev. Y responsabilizó a los líderes europeos por la situación actual.

MOSCÚ. EFE, DPA, ANSA Y AFP - 11/04/14
El presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, advirtió ayer a los líderes europeos que podría cortar el suministro de gas que pasa por Ucrania, y que llega a gran parte del continente, debido a la falta de pago de Kiev de una millonaria deuda con Moscú. Si se cumple la medida, dejaría sin ese vital fluido a 15 países de Europa y a Turquía, lo que afectaría seriamente sus economías.
El mandatario ruso les comunicó su posición a través de una carta, en una controvertida estrategia política dentro del conflicto ucraniano. Desde el fin de semana, grupos separatistas pro rusos mantienen tomados varios edificios públicos de Donetsk y Lugansk, en el este de Ucrania, con la intención de formar gobierno propio y declararse independientes. Las autoridades de Kiev amenazaron con desalojarlos por la fuerza, aunque ayer les ofrecieron una amnistía si se rendían y entregaban las armas. Pese a ello, continúa la tensión y el temor de que todo derive en un sangriento enfrentamiento.
En este contexto es que Putin salió a amenazar con cortar el suministro de gas si Ucrania no paga los 2.200 millones de dólares que adeuda a Moscú. Hace una semana ya había llevado de 268,5 dólares a 485,5 los mil metros cúbicos de fluido, en una actitud de represalia por la destitución del presidente prorruso Victor Yanukovich y la formación de un gobierno ucraniano proeuropeo.
La carta del mandatario ruso fue enviada a los países que reciben el gas. Se trata de Alemania, Francia, Italia, Turquía, Austria, Moldavia, Rumanía, Hungría, Eslovaquia, Eslovenia, Macedonia, República Checa, Croacia, Bosnia-Herzegovina, Serbia y Bulgaria.
El gas que vende la compañía estatal rusa Gazprom se almacena en depósitos ubicados en Ucrania, para luego seguir su camino hacia Europa. El problema es que en las últimas semanas los ucranianos estuvieron usando el combustible para su consumo interno. La propia Gazprom advirtió hace unos días del “preocupante descenso de las reservas de gas natural en los depósitos subterráneos”.
El gobierno de Kiev tuvo que reconocer el miércoles pasado que dejó de bombear gas ruso a sus depósitos subterráneos porque no aceptaba el alza del precio anunciado por Moscú. De esta manera, en poco tiempo el inconveniente se trasladará inevitablemente a los países europeos.
En su carta, Putin hace referencia directa a las consecuencias que tendría cortar el suministro de gas a Ucrania. “Desde luego, esto sería una medida extrema. Nos damos cuenta de que eso aumentaría el riesgo de la toma ilegal del gas que va a través del territorio de Ucrania hacia los consumidores europeos y que podría dificultar la formación de las reservas de gas en Ucrania para el invierno”, afirmó.
Al mismo tiempo, y con sutileza, traza un escenario demostrando que Europa no es inocente en esta situación. “Rusia –sostiene Putin– no puede y no debe sostener sola la carga de la economía ucraniana ofreciendo rebajas y perdonando las deudas y, de hecho, usando esos subsidios para cubrir el déficit de Ucrania en su comercio con los países de Europa”. Por eso propone a los europeos mantener “consultas inmediatas” a nivel de ministros de Economía, Finanzas y Energía, para estabilizar la economía ucraniana y garantizar el suministro y tránsito del gas. fuente:clarin.com
Publicar un comentario