REYNAZUL.

viernes, 4 de abril de 2014

La dieron por muerta y se despertó en el congelador de la morgue La mujer, de 80 años, intentó escapar. Pero falleció por la asfixia y las bajas temperaturas.

Se despertó y vio que estaba "muerta". Y ahí se volvió a morir. El personal de un hospital de Los Angeles corre el riesgo de ser demandado por haber congelado a una anciana de 80 años, a la que erróneamente dieron por muerta y todavía seguía viva cuando fue llevada a la morgue. El caso ocurrió en 2010, pero recién ahora una corte de apelaciones de Estados Unidos autorizó a la familia a litigar contra el hospital White Memorial Medical Center.
La mujer, María de Jesús Arroyo, había sufrido un ataque cardíaco en su casa de Los Angeles en junio de 2010, por lo que una ambulancia la trasladó al hospital. A pesar de los esfuerzos que realizó el personal médico, no pudieron despertarla y la dieron por muerta. Allí la trasladaron a la morgue, donde fue puesta en una bolsa y congelada. Según declararon las pericias posteriores, la mujer llegó a despertarse y a golpear dentro del pequeño cubículo, pero murió unos minutos después, producto de la asfixia y las bajas temperaturas.
Cuando le entregaron el cuerpo a la familia, la mujer tenía un golpe fuerte en la nariz, heridas de rasguños y las manos dañadas. Por eso decidieron demandar al hospital por dar un trato negligente al cuerpo de la señora. Pero a medida que iban consultando a distintos peritos, se encontraban con un cuadro aún más macabro: las heridas habían sido provocadas por la desesperación que atacó a la mujer cuando se despertó dentro del congelador. Por eso, la familia presentó dos demandas contra el White Memorial, que fueron desestimadas por haberse cumplido el plazo legal. Esta semana, un tribunal de apelaciones hizo lugar al pedido del viudo de Arroyo y sus ocho hijos, y les dio via libre para demandar al hospital por el fatal error. fuente:clarin.com
Publicar un comentario