REYNAZUL.

lunes, 28 de abril de 2014

EGIPTO Pena de muerte a un guía supremo egipcio de Hermanos Musulmanes Mohamed Badie y otros 682 simpatizantes y miembros de ese movimiento islamista fueron condenados por un ataque perpetrado contra una comisaría en 2013, lo que se transformó en el mayor proceso multitudinario celebrado en el país.

El tribunal de la ciudad de Menia conmutó también la pena de muerte impuesta en marzo a 492 acusados por cadena perpetua y  ratificó la pena capital para los otros 37.

Conocido el fallo, familiares y amigos de los condenados estallaron en llanto y gritos alrededor del edificio del tribunal, al tiempo que se produjeron desmayos masivos que por momentos hicieron tambalear el fuerte operativo de seguridad montado en torno al edificio judicial.

Estos casos y la celeridad con la que los jueces adoptaron la decisión, provocó una ola de críticas de grupos defensores de derechos humanos y de Naciones Unidas.

Estos casos y la celeridad con la que los jueces adoptaron la decisión, provocó una ola de críticas de grupos defensores de derechos humanos y de Naciones Unidas


Cada juicio se completó en cuestión de horas y los tribunales impidieron que los abogados defensores presentaran sus alegatos, según denunció la ONG Human Rights Watch (HRW), informó la agencia de noticias Europa Press.

La mayoría de los acusados fueron juzgados en ausencia, pues sólo 70 de los condenados están bajo custodia de las autoridades.

Un observador del juicio de la organización de derechos humanos Amnistía Internacional (AI), comentó que el juez Said Yussif parecía "furioso" durante la audiencia, según informa la agencia de noticias DPA.

Yussif se limitó a leer las condenas y no dio ninguna explicación de por qué había conmutado la mayoría de las sentencias a muerte del anterior juicio, comentó Mohammed al Massiri. La prensa tenía prohibido asistir a la sala.

Las condenas pueden ser apeladas y además las penas de muerte tienen que ser confirmadas por el gran muftí, la máxima autoridad religiosa de Egipto. 

El pasado mes de marzo, la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos condenó los juicios masivos contra simpatizantes de Hermanos Musulmanes y aseguró que incumplían el derecho internacional humanitario.

Las autoridades egipcias aumentaron sus acciones contra los Hermanos Musulmanes desde el golpe de Estado, que acabó con el mandato del anterior presidente del país, Mohamed Mursi, el 3 de julio de 2013, y tras la declaración de la Hermandad como "organización terrorista", decretada a fines de ese año. fuente:telam.com.ar
Publicar un comentario