REYNAZUL.

jueves, 10 de abril de 2014

CRISIS La OTAN vuelve a amenazar a Rusia para que no intervenga en Ucrania El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Anders Fogh Rasmussen, volvió a amenazar a Rusia para frenar el desplieguede tropas en la frontera con Ucrania.

"Mi mensaje a Rusia desde Praga es el siguiente: ustedes eligen", dijo tras un encuentro con el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka.

Rasmussen precisó, según un despacho de la agencia DPA, que un ingreso ruso en Ucrania del este llevaría al aislamiento internacional de Moscú y traería consigo duras sanciones económicas.

Rusia intenta imponer sus ideas mediante la fuerza, entre ellas la creación de un Estado federal y neutral. "Esa es una decisión que sólo puede tomar Ucrania como Estado soberano", declaró.

Rasmussen considera que la protección de la minoría rusa alegada por Moscú es sólo una excusa. "Es propaganda", con la que Rusia intentó desviar la atención de la anexión de la península ucraniana de Crimea. "La OTAN considera esta agresión como ilegal e ilegítima", añadió.

Poco antes de esta nueva advertencia de las potencias occidentales, Moscú había acusado a la OTAN de usar la crisis ucraniana como pretexto para reforzar el bloque militar y de referirse a Rusia en términos "propios de la Guerra Fría".
"Mi mensaje a Rusia desde Praga es el siguiente: ustedes eligen"
Anders Fogh Rasmussen, secretario general de la OTAN
"Las repetidas acusaciones por parte del secretario general (de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen) en nuestra dirección son prueba de que la Alianza intenta aprovechar la crisis en Ucrania para cerrar filas ante una amenaza imaginaria y confirmar que (la OTAN) sigue siendo necesaria en el siglo XXI", dijo la cancillería  rusa en un comunicado.

El ministerio destaca que últimamente Rasmussen se refiere a Rusia en términos "propios de la Guerra Fría" al tiempo que resalta que "los gastos militares de la OTAN constituyen la mitad de los gastos (militares) mundiales mientras que el presupuesto militar ruso es 10 veces menor al conjunto de los países de la alianza".

En relación a los recientes llamados de Rasmussen a revisar las relaciones entre Moscú y la OTAN, la diplomacia rusa recuerda el papel que desempeñaron los miembros del bloque en los sucesos de Kosovo y Libia, en donde no tuvieron en cuenta la legislación internacional.

"Y ahora la alianza intenta actuar como gran defensor del derecho haciendo la vista gorda ante las arbitrariedades de las fuerzas extremistas en Ucrania que llevan a la escisión de la sociedad", señala el comunicado reproducido por la agencia de noticias EFE.

"No nos sorprende ese otro intento de la OTAN de hacerse pasar por un club de elite que cuente con una legitimidad política peculiar y que de hecho ignora las facultades de los organismos internacionales universales como el Consejo de Seguridad de laONU", agrega.
   
Moscú advirtió que la política de doble rasero de la OTAN amenaza la estabilidad en Ucrania, que acaba de enfrentar secesión de Crimea y la anexión de la península a Rusia.
   
Por otro lado, el diario L`Echo publicó hoy en Bruselas que Rusia habría transferido a Bélgica buena parte de sus activos financieros en Estados Unidos para evitar las consecuencias de un eventual embargo económico por parte de Washington.
   
Según el diario económico belga, en enero pasado Rusia tenía 132.000 millones de dólares en bonos del Tesoro estadounidense, pero sus autoridades no han vendido esos títulos de deuda, sino que los han transferido a cuentas europeas.
   
La empresa financiera que habría realizado esa transacción es la belga Euroclear, que sin embargo declinó confirmar una transacción que permite a Moscú disponer de sus activos en el caso de que las sanciones económicas ya impuestas por Washington a ese país por su anexión de Crimea se refuercen.
   
Estados Unidos y la Unión Europea (UE) impusieron por separado a Rusia una batería de sanciones, que van desde la prohibición de entrar en su territorio a varias decenas de personalidades rusas y ucranianas vinculadas a la crisis a la congelación de los activos económicos y financieros de esas personas en ambos socios transatlánticos.
   
Washington y Bruselas, que también suspendieron su participación en reuniones internacionales como la próxima cumbre del G-8 que se iba a celebrar en la ciudad rusa de Sochi, han amenazado a Moscú con nuevas medidas de castigo si no reduce la tensión en algunas de las zonas orientales de Ucrania y fronterizas con Rusia.
   
El gobierno del presidente Vladimir Putin desplegó a unos 40.000 militares en áreas fronterizas con Ucrania en los últimos días, según cálculos de la OTAN.
   
L`Echo dijo que las autoridades rusas habrían tomado esa decisión después de que en el primer trimestre del año y a causa de las tensiones geopolíticas en esa región de Europa del Este vieron "la salida simultánea de 50.000 millones de dólares".
   
El diario económico belga puntualizó que la "hemorragia financiera" que sufre Rusia podría cifrarse "en unos 100.000 millones de dólares para todo el año" y que ello preocupa al ministerio ruso de Economía.
   
El mismo diario cita fuentes financieras que señalan que "el Banco Central de Rusia ha repatriado ya una parte de sus activos en dólares estadounidenses hacia varios centros financieros europeos".
  
Asimismo indica que las sospechas comenzaron en marzo cuando bajaron "en varios cientos de miles de dólares" los volúmenes de deuda estadounidense conservados por la Reserva Federal de EEUU. fuente:telam.com.ar
Publicar un comentario