REYNAZUL.

viernes, 4 de abril de 2014

Con "Audi", agarrá la onda verde La marca alemana desarrolló un sistema que, por ejemplo, avisa al conductor en cuánto tiempo un semáforo pasará de rojo a verde. Así, se ahorra tiempo y combustible.

Todo tiene que ver con todo, se dijo alguna vez por ahí. Y en este mundo de la tecnología y la conectividad aplicada a la movilidad, curzar información es el puntal de cualquier desarrollo. Audi Travolution es un programa que la marca de los cuatro anillos implementó hace ya varios años y dentro de él trabaja con sistemas que, aplicados a sus vehículos, pueden ser de gran utilidad en el tránsito de cada día. Viajar más cómodos y, de paso, ahorrar tiempo y combustible. Una buena ecuación, ¿no?

Por supuesto, el avance de estas tecnologías necesita, sí o sí, de un nivel acorde de infraestructura en las ciudades en las que se pudiesen aplicar. Ese punto es clave, aunque no hace falta investigar mucho para saber que, al menos por estos lares, la pata renga está en ese último detalle.

Mientras tanto, el mundo sigue y avanza. Audi acaba de confirmar que es viable su sistema de anticipación de los semáforos. Se llama Audi Online traffic y su aporte es tan simple como determinante. En plena conexión con el control central de tránsito de la ciudad, el vehículo puede proyectar en el display de su computadora de a bordo dos datos para el conductor: la velocidad a la que debería transitar para pasar el próximo semáforo si éste ya estuviera en verde o bien, el tiempo que falta para que, si ese semáforo está en rojo, pase a verde.

Audi desarrolló y probó esta parte del programa Travolution en Ingolstadt, Alemania, en las calles de la ciudad que alberga la casa central de la compañía. Los resultados indicaron que el tránsito es más fluido, menos estresante y más seguro, además de reducirse las emisiones de CO2 (dióxido de carbono) en un 15 por ciento. Incluso, se hizo una proyección en el caso de utilizarse el sistema en toda Alemania. La respuesta dio que, al año, se ahorrarían unos 900 millones de litros de combustible.

Audi, además de probar este dispositivo en Ingolstadt, está haciendo pruebas piloto en Verona, Italia, con los 60 semáforos que cubren casi todo el centro de la ciudad. En Berlín, un total de 1.000 semáforos y 25 automóviles Audi. En Las Vegas, Estados Unidos, el chequeo se está realizando con 50 semáforos conectados inalámbricamente a vehículos de la marca alemana.

Esta tecnología se mostró oficialmente en la última edición del CES (Feria Internacional de Electrónica de Consumo) en Las Vegas. En definitiva, estos desarrollos buscan lo mejor para esa rutina tan natural como estresante: manejar. La infraestructura de las ciudades también deberán avanzar en esa búsqueda. Si eso no ocurre, de poco servirán. fuente:clarin.com
Publicar un comentario