REYNAZUL.

domingo, 13 de abril de 2014

CHILE Suman 11 los muertos y 10.000 los evacuados por el incendio en Valparaíso La presidenta del país trasandino, Michelle Bachelet, llegó a esa ciudad para conocer en el terreno los detalles del gran siniestro que arrasó cinco cerros con un balance provisional que además incluye 10.000 evacuados y 500 casas destruidas.

La llegada de la luz diurna permitió el despliegue de una docena de aviones y helicópteros para combatir el fuego desde el aire y también hizo posible dimensionar una catástrofe que arrasó cinco poblados en los cerros de esta ciudad, donde viven unas 250.000 personas y también se encuentra el Parlamento y la Armada de Chile, según un cable de la agencia EFE.

El subsecretario de Salud, Jaime Burrows, declaró a radio Biobío que además de los fallecidos confirmados, hay 500 heridos, tres de ellos en estado grave, debido principalmente a quemaduras en las vías respiratorias.

Entre escenas de dolor y angustia, los vecinos de los lugares en donde el fuego ya fue apagado han comenzado a remover los escombros, mientras los equipos de emergencia, entre ellos 1.200 bomberos, siguen trabajando para intentar controlar las llamas, aprovechando también que el fuerte viento que sopló durante la noche ha amainado.

El ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, informó que hay varios focos activos todavía y advirtió de que a pesar que el incendio "está un poco más controlado", no hay que confiarse, "porque el fuego puede rebrotar".

Once brigadas especializadas de la Corporación Nacional Forestal junto a los bomberos han estado trabajando toda la noche y la madrugada para combatir el fuego, que se espera tener controlado en torno a las 13 (16:00 GMT).

La presidenta Michelle Bachelet, que a estas horas encabeza un comité de emergencia en Valparaíso, firmó la noche del sábado un decreto declarando el estado de excepción y zona de catástrofe en la ciudad, que quedó bajo el control de los militares, para resguardar el orden y la seguridad y apoyar las labores de evacuación.

Además, las autoridades declararon "alerta roja" tanto en Valparaíso como en la contigua ciudad de Viña del Mar.

Alrededor de 700 damnificados pasaron la noche en una decena de albergues que fueron habilitados a toda prisa para acoger a las familias que perdieron su hogar, al tiempo que 5.000 viviendas quedaron sin energía eléctrica.

El fuego comenzó en un área como un incendio forestal en el sector del camino La Pólvora, en las afueras de la ciudad, pero el fuerte viento y las características orográficas de la zona hicieron que se propagara a las zonas pobladas de los cerros La Cruz, El Vergel, San Roque, Las Cañas y Mariposas. fuente:telam.com.ar
Publicar un comentario