REYNAZUL.

jueves, 6 de febrero de 2014

PROGRAMA "MÁS MÉDICOS" Una médica cubana que desertó pidió refugio en Brasil y asilo en EEUU La médica cubana Ramona Matos Rodríguez, que desertó cuando trabajaba para el programa del gobierno brasileño que ofrece atención en áreas pobres, pidió refugio en Brasil y asilo en Estados Unidos, informaron hoy fuentes del partido opositor que la apoya en sus gestiones.

Matos, que inicialmente pretendía solicitar asilo en Brasil, optó por pedir refugio debido a que tiene más posibilidades de éxito, según consignó la agencia EFE, citando a un vocero del partido opositor y derechista Demócratas (DEM).

Antes de buscar la ayuda del DEM, la médica había acudido el lunes a la embajada de EEUU en Brasilia para solicitar su inclusión en el programa estadounidense que ofrece asilo a los cubanos desertores, admitió Matos en declaraciones a periodistas.

Matos forma parte de los 7.400 médicos cubanos que participan del programa "Más médicos" que prevé la contratación de profesionales extranjeros para atender las áreas más pobres de Brasil.

La cubana, enviada a la ciudad de Pacajá, abandonó el puesto de salud que atendía y viajó a Brasilia para buscar la ayuda prometida por los dirigentes del DEM a los médicos isleños dispuestos a desertar.

La solicitud de refugio fue presentada formalmente anoche por el líder del DEM en la Cámara Baja, el diputado Mendonça Filho, ante el Comité Nacional para los Refugiados (Conare), un organismo vinculado al Ministerio de Justicia.

La entrega de la solicitud concedió a la cubana el derecho a permanecer y trabajar en Brasil hasta que el Conare se pronuncie sobre su situación, lo que puede tardar varios meses.

El Ministerio de Salud había informado poco antes que tendría que suspender la visa que le permite a la cubana trabajar en Brasil debido a que fue otorgada exclusivamente para que lo hiciera en el marco del programa "Más médicos".

"Vamos a estar atentos al proceso en la Conare. Esperamos equilibro del gobierno y que se le conceda a Ramona la oportunidad de ser reconocida como refugiada en territorio brasileño", afirmó el diputado Ronaldo Caiado, que lidera la campaña para ayudarla.

Caiado le cedió el martes su oficina en el Congreso a la cubana pero ayer, tras la petición del refugio que impide su deportación, la transfirió a un departamento.

Matos dijo que abandonó el programa después de enterarse que el gobierno cubano recibía 10 mil reales (4.166 dólares) mensuales por su trabajo, reportaron las agencias EFE y DPA.

"Yo pienso que fui engañada por Cuba. No me dijeron que Brasil pagaría 10 mil reales por el servicio de los médicos extranjeros. Me informaron que serían 400 dólares acá y 600 dólares pagados allá (en Cuba), luego de que se terminara el contrato. El salario hasta me pareció bueno, pero yo no sabía que el costo de la vida en Brasil era tan elevado", señaló. fuente:telam.com.ar
Publicar un comentario