REYNAZUL.

miércoles, 5 de febrero de 2014

ONU. Duro informe de la ONU contra el Vaticano: le exige que entregue a los curas pedófilos Un informe acusó a la Santa Sede de haber violado la Convención sobre los Derechos del Niño al no haber protegido a los menores víctimas de abuso sexual.

La ONU acusó hoy al Vaticano de haber violado la Convención sobre los Derechos del Niño al no haber protegido a los menores víctimas de abuso sexual por parte de sacerdotes u otras personas bajo su autoridad, ni adoptar medidas que garanticen una sanción por este delito. 

En las conclusiones del informe, el comité urge a la Santa Sede a "apartar de inmediato de sus funciones a todos los autores conocidos y sospechosos de abusos sexuales a niños, y denunciarlos a las autoridades competentes para que los investiguen y procesen".

Se trata del informe anual del Comité de la ONU sobre los Derechos del Niño, donde se sostiene que el Vaticano nunca reconoció "la amplitud de los crímenes" de abuso sexual contra niños por parte de sacerdotes y se lo acusa de adoptar "políticas y prácticas que llevaron a la continuación de abusos y a la impunidad de los responsables". 

El informe ha sido publicado tras una audiencia celebrada el pasado mes en Ginebra, en la que miembros del comité, compuesto por 18 expertos en derechos humanos de todo el mundo, interrogaron a una delegación del Vaticano sobre su política de lucha contra la pedofilia.

Tras conocerse hoy las conclusiones, el observador vaticano en las Naciones Unidas, Silvano Maria Tomasi, dijo  que el informe del Comité de la ONU no ha tenido en cuenta las recientes explicaciones de la Santa Sede. Y aseguró en declaraciones a la Radio Vaticana que parece que ese informe "estuviera ya preparado con antelación".

"El Vaticano infringe la Convención sobre los Derechos del Niño, porque no hizo todo lo que tendría que haber hecho para proteger a los menores", reveló la presidenta del Comité, Kirsten Sandberg, al presentar el documento. "Y éstas no son simples recomendaciones de buenas prácticas. Algunas son reales violaciones de la Convención, sobre todo cuando no se protege a los niños a pesar de que existe la posibilidad de hacerlo", dijo la experta. 

Una de las denuncias más graves del Comité tiene que ver con la transferencia "de una parroquia a otra, o a otros países, de abusadores de niños bien conocidos, en un intento por encubrir sus crímenes". 

Esa es una de las prácticas que los expertos de la ONU consideran que "llevaron a la continuidad de abusos y a la  impunidad de los responsables", contrariamente a la obligación de la Iglesia de hacer cumplir la Convención "no sólo en el territorio de la Ciudad del Vaticano sino a través de las instituciones e individuos bajo su autoridad". 

La funcionaria de la ONU consideró que frente a los escándalos de pederastia entre sacerdotes, las autoridades eclesiásticas impusieron un "código del silencio" y prefirieron "preservar la reputación de la Iglesia y proteger a los responsables, por encima del interés supremo de los niños". 

Fuente: Agencias. fuente:clarin.com
Publicar un comentario