REYNAZUL.

miércoles, 5 de febrero de 2014

Imputan por sedición a 100 policías y civiles en Chaco.

RESISTENCIA. CORRESPONSALÍA. - 05/02/14 - 12:34
Fiscales federales del Chaco imputaron por los delitos de sedición e incitación a la violenciaa un centenar de personas, entre policías y civiles, a raíz de los hechos de diciembre pasado, cuando una protesta de uniformados derivó en una huelga que permitió saqueos y desmanes en distintos puntos de la provincia.
El paro policial se había iniciado el domingo 8 de diciembre y concluyó en la madrugada del martes 10. Se calcula que una tercera parte de los policías adhirieron a la protesta, que facilitó el accionar de bandas delictivas contra comercios y domicilios particulares. En los incidentes producidos murieron dos personas, un subcomisario y un joven, ambos por heridas de bala.
Un equipo de fiscales reconstruyó el proceso que desembocó en el paro de uniformados y decidió imputar a cien personas, lo que incluye a cuatro abogados vinculados con los grupos de la Policía del Chaco que motorizaron la protesta. El dictamen considera que la finalidad de la movida fue "aterrorizar a la población" para obtener de las autoridades gubernamentales una mejora salarial".
La investigación señala que la protesta se montó pese a que los hechos de Córdoba, ocurridos con anterioridad, habían dejado en claro cuáles podían ser las consecuencias de paralizar el servicio de seguridad pública.
Al respecto, los fiscales sostienen que se buscó "aprovechar la sensación de anarquía o sinónimo de caos (...) para atentar contra el orden constitucional", y plantean que "las conductas desplegadas por los imputados no encuadran en un ejercicio legítimo del derecho constitucional de libertad de expresión".
"A los acusados no les fue relevante la consecuencia dejada por los saqueos en Córdoba ante la inacción de las fuerzas policiales locales, así como el temor generado en la población, decidieron llevar a cabo su medida. Ellos no solo conocían de las consecuencias que podría traer aparejado una decisión de tal magnitud, sino que actuaron con tal finalidad. ¿Qué mejor que un pueblo atemorizado por los saqueos o de un enfrentamiento de todos contra todos, como herramienta de presión a los poderes gubernamentales para arrancar una medida, en este caso un incremento salarial?", expone el requerimiento fiscal, que ahora debe ser resuelto por el juez federal de Resistencia, Carlos Skidelsky. fuente:clarin.com 

POR SERGIO SCHNEIDER

Publicar un comentario