REYNAZUL.

martes, 25 de febrero de 2014

El presidente ucraniano huye con su amante Casado desde hace hace varias décadas, Viktor Yanukovich vivía en su lujoso palacio con su novia, Liubov Polezhay, una rubia de 39 años, de la que nada se sabía.

Juntos abandonaron rápidamente el lujoso palacio presidencial y desaparecieron. Llevaban con ellos a la pequeña mascota de ambos, un Pomerania blanco. Y la imagen fue captada por las cámaras de seguridad de la casa. Es lo último que se sabe de los dos. Después, se esfumaron.

En el marco de la precipitada huida del presidente caído en Ucrania -dado que el país ha emitido una orden de arresto contra el depuesto presidente en el marco de la investigación que los legisladores han abierto sobre los “asesinatos masivos” de manifestantes durante la pasada semana en Kiev- ha salido a la luz la identidad de la que ha sido su amante en los últimos años, afirma el diario La Vanguardia.

Víktor Yanukovich estaba casado desde hacía más de 4 décadas con Liudmila, pero era una relación de cara a la galería porque era sabido por todos que la vida conyugal se había acabado hacía tiempo. Es más, su mujer vive a varios cientos de kilómetros de Kiev.

Ahora ha salido a la luz la identidad de la mujer que compartió hasta hace unos días la vida del presidente ucraniano y el lujoso palacio de Mezhira, cuyas imágenes han protagonizado los informativos estos días dando la vuelta al mundo. Al parecer la amante vivía allí con su hija de 12 años, fruto de una relación anterior.

La novia del presidente es Liubov Polezhay, una rubia de 39 años, dueña de un spa en la capital, muy implicada en actos de caridad y extremada mente religiosa, algo que ha hecho que la Iglesia Ortodoxa le otorgase la orden de la Princesa Olga por ayudar a reconstruir la catedral de Pereyaslav-Jmelnitsky.

Polezhay es una enamorada de los perros, fan de Cesar Millan, y tiene por mascota a un bonito Pomerania blanco, según puede desprenderse de su perfil de Facebook. Aunque en este momento ya se han borrado muchas de las fotos que ayudaban a construir la identidad de la novia de Yanukovich, esta estudia en la escuela Perchesk International, una de las más caras de la capital ucraniana, y comparte aula con algunas de las hijas de altos diplomáticos del país. Sin duda una vida acomodada que le ha dado su noviazgo con el ahora prófugo presidente. fuente:clarin.com
Publicar un comentario