REYNAZUL.

miércoles, 5 de febrero de 2014

Desde marzo, la jubilación mínima subirá un 11,31%: será de $ 2.757. Es el ajuste semestral que fija la ley. Lo anunció la Presidenta. Las pensiones no contributivas sumarán $ 1.939.

La presidenta Cristina Kirchner anunció ayer por cadena nacional que a partir de marzo las jubilaciones y pensiones tendrán un aumento del 11,31%.
También percibirán el mismo aumento los beneficiarios de pensiones no contributivas. En total son 7.360.957 personas.
Este aumento llevará la actual jubilación mínima – que percibe más de la mitad de los jubilados, unas 3 millones de personas--- de 2.477 a 2.757 pesos mensuales.
En tanto, para 1,4 millones de beneficiarios de pensiones no contributivas el haber sube de $ 1.734 a 1.939 mensuales.
La Presidenta también anunció un incremento de la ayuda escolar anual (Ver La ayuda ...) Para el 71% de los jubilados que cobra el haber mínimo o un poco más, el aumento promedio es de $ 300 por mes. Y para los beneficiarios de pensiones no contributivas se reduce a $ 200 mensuales.
Son montos más que exiguos para reponer lo perdido por la inflación de septiembre en adelante, en especial en alimentos que en mayor proporción consumen los jubilados y pensionados de haberes bajos. Y con este bajo ingreso, y en un año con proyecciones de mayor inflación, el jubilado deberá esperar hasta septiembre para percibir el próximo aumento.
La suba de los haberes surge de la ley de “movilidad jubilatoria” que se viene aplicando desde 2009 y que se efectiviza dos veces por año. Se calcula en base a una formula que toma cuenta, por semestre, la evolución de los salarios, los ingresos fiscales totales y la variación en la cantidad de beneficiarios del sistema previsional.
En septiembre pasado, en base a la evolución de esas variables entre enero y junio, el aumento fue del 14,41%. Ahora, según los indices de julio a diciembre, el incremento es del 11,31% que se cobrará en marzo. Así el acumulado anual de 2013 es del 27,3%.
Este incremento es inferior a la inflación que rondó entre el 28 y 32%, según las mediciones alternativas. Aún así, mayor es la diferencia en la segunda mitad de 2013 porque el 11,31% no repone la inflación de julio a diciembre del año pasado que rondó el 15%. Y menos si se agrega la suba de los precios de enero, febrero y parte de marzo, antes que se efectivice el pago de los nuevos montos jubilatorios.
Se estima que en enero la inflación fue de más del 4% % y en febrero podría ser de un porcentaje superior. Solo en estos dos meses el poder de compra de la mejora del 11,31% podría quedar más que anulada.
Se proyecta que entre octubre pasado y marzo de este año la inflación podría rondar entre el 23 y 25%, más del doble del aumento anunciado.
Esto pasa porque la aceleración de la inflación, que se procesa mes a mes, altera la efectividad de la movilidad jubilatoria que se calcula por semestre y se cobra con un desfase de otros casi tres meses.
En noviembre pasado, la Defensoría de la Tercera Edad de la Ciudad de Buenos calculó que la canasta del jubilado costaba 4.885 pesos por mes.
Ahora, esa misma canasta en marzo podría superar los $ 5.500, el doble del nuevo haber mínimo.
En el caso de un matrimonio, ambos jubilados, el costo de la canasta rondaría los 6.800 pesos mensuales. Así incluso dos jubilaciones mínimas -de ambos cónyuges- no cubriría el costo de esa canasta. fuente:clarin.com 

POR ISMAEL BERMUDEZ

Publicar un comentario