REYNAZUL.

miércoles, 12 de febrero de 2014

Creó un juego que lo hizo millonario y lo borró porque era “demasiado adictivo” Lo usaban 60 millones de usuarios y facturaba US$ 50 mil por día.

¿Un héroe de nuestro tiempo, que comprendió la necesidad de las relaciones reales en medio de tanta virtualidad? ¿Un hábil publicista que logró engañar a medio mundo? ¿Un tipo demasiado sensible? ¿Un plagiador que se asustó? ¿Un estúpido? Acaso el vietnamita Nguyen Ha Dong, de 29 años, sea una mezcla de todo eso. Creó Flappy Bird, un videojuego gratuito para celulares que fue descargado por más de 60 millones de personas en las últimas semanas. Llegó a ganar más de 50 mil dólares por día por la publicidad. Pero se cansó y, para sorpresa de millones, lo retiró de las tiendas de Apple y Google. “Este juego está arruinando mi vida”, explicó.
El juego es tan simple como adictivo. Tiene como protagonista a un pájaro que debe ir cruzando estrechos pasadizos y esquivando enemigos y que pierde altura en cuanto el usuario deja de golpear la pantalla del teléfono. Es en dos dimensiones, con una estética un poco retro que remite a algunos clásicos de los fichines. Dong asegura que le demandó apenas tres o cuatro días desarrollarlo. Había aparecido en mayo del año pasado en App Store y Google Play, y recién en noviembre estalló el furor. Aunque se podía bajar e instalar gratis, tenía publicidad, por lo que el juego era sumamente redituable: según calculó el sitio de tecnología The Verge, generaba cerca de 50 mil dólares diarios de ingresos. Hasta aquí, la historia de otro emprendedor con suerte en el mundo de la tecnología. Pero todo dio un vuelco inesperado el fin de semana pasado.
“Lo lamento, usuarios de Flappy Bird. En 22 horas a partir de ahora, voy a retirar Flappy Bird. No puedo soportarlo más”, publicó Dong el sábado a la tarde en su cuenta de Twitter ( @dongatory ). Efectivamente, el lunes el juego ya no podía descargarse.
En diálogo con el diario The Wall Street Journal, Dong explicó que borró el juego porque “era simplemente demasiado adictivo”. Y contó que su intención original era “crear un juego que las personas pudieran disfrutar por diez minutos, en un contexto de relajo, y no dedicarle horas tratando de alcanzar un mejor puntaje”. Y agregó: “Ese fue el punto negativo central. Entonces decidí retirarlo”.
En algunos medios vietnamitas se comentó la posibilidad de que el juego fue retirado luego de recibir presiones de Nintendo, debido a un cierto parecido con el diseño de los primeros Mario Bros.
del pionero japonés de los videojuegos. Sin embargo, la información fue desmentida. “Nuestra empresa no tomó medidas esta vez”, aseguró a la agencia de noticias AFP un vocero de Nintendo.
Luego de que se supiera cuántos ingresos generaba Flappy Bird, su creador fue objeto de violentas críticas en distintos foros de Internet vietnamitas, una situación que –especulan algunos– podría haber provocado esta decisión.
De todos modos, el joven Dong no tendrá problemas de dinero. Tiene otros juegos de creación propia que también rankean alto en las tiendas de aplicaciones, como Super Ball Juggling y Shuriken Block. Estos títulos, sostuvo, son “inofensivos”. fuente:clarin.com
Publicar un comentario