REYNAZUL.

miércoles, 12 de febrero de 2014

AUDIENCIA NACIONAL China criticó a la justicia española por ordenar la captura del ex presidente Jiang Zemin China criticó hoy en duros términos a la justicia española por haber ordenado la búsqueda y captura del ex presidente chino Jiang Zemin y otros cuatro ex líderes del país por delitos de genocidio, tortura y lesa humanidad en el Tíbet en las décadas de los 80 y 90.

Pese a que el Congreso de los Diputados español aprobó ayer una reforma exprés que acaba con el principio de Jurisdicción Universal, lo que llevaría al archivo de la causa, China reiteró hoy su rechazo a las medidas dictadas desde España.

"Ningún gobierno u organización tiene derecho a inmiscuirse en los asuntos internos de otros países", afirmó la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores china, Hua Chunying, según informó la agencia de noticias DPA.

En su orden emitida el lunes, el juez de la Audiencia Nacional española Ismael Moreno consideró a Jiang, de 87 años de edad, responsable de delitos de genocidio, tortura y lesa humanidad por su papel de "autoridad de supervisión" sobre quienes los cometieron directamente contra la población tibetana.

El magistrado ordenó además la detención a través de Interpol del ex primer ministro Li Peng; del ex jefe de la seguridad china Qiao Shi; del ex secretario del Partido Comunista de China en el Tíbet Chen Kuiyuan; y de la ex ministra de Planificación Familiar Peng Peiyun.

Por su parte, el diario oficial chino Global Times califica hoy de  "ridícula" la orden internacional de captura.

En su versión digital en inglés titula "La ignorancia lleva al dictamen del juez español", mientras que en su edición impresa en mandarín se lee: "¿Quién se cree que es este juez español alborotador?", según refleja la agencia de noticias EFE.

El Global Times, propiedad del Diario del Pueblo, el órgano oficial del Partido Comunista de China, es el primer medio oficial chino se hace eco del caso desde que la Audiencia Nacional lo reabrió en noviembre pasado.

El diario, de fuerte orientación nacionalista, se muestra muy crítico con el mjuez Moreno y asegura que es "completamente ignorante de los enormes progresos sociales logrados en las últimas décadas" en Tíbet.

"Moreno sigue viendo China con una actitud antigua, sesgada y arrogante", sostiene para disparar luego que es "un metepatas que carece de los conceptos fundamentales en política internacional".

Agrega que España "no tiene derecho a hacer sentir su peso en el mundo a través del más radical de los juicios internacionales".

Y remata que se trata de un "país pequeño y frívolo miembro de Occidente" y del que opina que cuenta con una historia "vil y desagradable, al haber sido parte en el colonialismo, racismo y opresión de las fuerzas izquierdistas".

La reforma legislativa impuesta ayer por la mayoría absoluta del Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy en el Congreso de los Diputados de España, entraría en vigor en dos meses y llevará al archivo de la mayoría de las causas de lesa humanidad en la Audiencia Nacional.

Con la nueva norma prácticamente se liquida la aplicación del principio de justicia universal por parte de los tribunales españoles y confirma una política que mantuvieron los sucesivos gobiernos españoles, reticentes a este tipo de procedimientos que suelen generar conflictos diplomáticos, el último con China.

España no sólo se negó siempre a juzgar los crímenes de su guerra civil y dictadura franquista, sino que nunca apoyó a través de la fiscalía,las causas abiertas en la Audiencia Nacional -máxima instancia penal española- por delitos de lesa humanidad, genocidios o torturas.

El juez Baltasar Garzón, "pionero" en la persecución de crímenes internacionales -con la orden de detención del dictador chileno Augusto Pinochet y contra represores argentinos-, terminó juzgado y luego absuelto, por su decisión de investigar las fosas y los niños robados del franquismo, en 2008. fuente:telam.com.ar
Publicar un comentario