REYNAZUL.

domingo, 8 de diciembre de 2013

VIOLENCIA ENTRE MILICIAS Los muertos en República Centroafricana suman 400 y el gobierno declaró el luto El Comité Internacional de la Cruz Roja informó que los muertos por la violencia entre milicias desatada el pasado jueves en la República Centroafricana ya alcanzaron los 400, por lo que el gobierno de ese país declaró tres días de duelo nacional.

"Para honrar la memoria de nuestros compatriotas que perdieron la vida en estos trágicos acontecimientos, se observará un luto de tres días a partir del 8 de diciembre", anunció el presidente del gobierno de transición, Michel Djotodia, a última hora de ayer en un mensaje a la nación, citado por la agencia de noticias EFE.

Los tres días de duelo también se observarán en memoria del ex presidente sudafricano Nelson Mandela, fallecido el pasado jueves a los 95 años.

Con todo, los incidentes violentos aún continúan en algunos de los barrios de la capital, Bangui.

La crisis comenzó el 24 de marzo cuando miles de rebeldes sitiaron Bangui, Bozizé huyó de la ciudad, y los insurgentes instalaron a uno de sus dirigentes, Michel Djotodia
"Realmente vivimos en un estado de luto. No hay trabajo, el tráfico no circula y todo el mundo se siente en peligro", contó a la agencia de noticias EFE Thorez Sebiro, residente de la localidad de Begoua, cerca de Bangui.

Sebiro se esconde en un centro religioso desde el jueves, cuando comenzaron los enfrentamientos entre milicias.

En las principales arterias de la capital se percibe la presencia de militares franceses, que ya estaban desplegados en el país y a los que en breve se sumará un nuevo contingente aprobado por París y la ONU este fin de semana.

Además, dos aviones caza y un helicóptero de combate hicieron hoy vuelos de reconocimiento en Bangui.

Sin embargo, la violencia sectaria continúa en la capital centroafricana.

"La violencia prosigue y es difícil saber la cifra (de muertos)", explicó a EFE un funcionario de la Cruz Roja centroafricana.

Por otro lado, el ministro centroafricano del Interior, Joshua Binoua, fue destituido hoy por decreto, acusado de intentar poner en peligro la integridad del territorio nacional.

Un allanamiento a su casa reveló que el alto funcionario tenía armas y municiones.

Tras conocerse su salida del cargo, Binoua se refugió en la base militar de la Fuerza Internacional Africana (Fomac).

En las últimas semanas, se habían registrado choques entre partidarios del grupo Seleka, que el pasado marzo dio un golpe de Estado que derrocó al presidente centroafricano, François Bozizé, y sus partidarios, agrupados en las milicias de autodefensa Anti-Balaka (antimachete en sango, la lengua nacional).

Los enfrentamientos se intensificaron el pasado jueves tras los ataques de los cristianos de Anti-Balaka horas antes de que la ONU autorizase la intervención militar de Francia, junto a una fuerza africana, para proteger a la población civil y restablecer el orden en ese país.

Seleka es una coalición de grupos diversos que se unieron hace un año para derrocar al expresidente Bozizé, quien estuvo una década en el poder.

La crisis comenzó el 24 de marzo cuando miles de rebeldes sitiaron Bangui, Bozizé huyó de la ciudad, y los insurgentes instalaron a uno de sus dirigentes, Michel Djotodia, como mandatario.

Pero Djotodia ha intentado distanciarse de Seleka y hasta disolvió sin suerte el movimiento por las acusaciones de asesinatos, violaciones y robos a orfanatos y organizaciones de ayuda humanitaria de los que se acusa a sus combatientes.

El presidente tiene aún menos control en las distantes provincias cristianas del país, donde el enojo por los abusos de Seleka llevó a la formación, meses atrás, de una milicia cristiana anti Seleka llamada Balaka, palabra que significa "machete".

Balaka está formado mayormente por lugareños que defienden sus comunidades con rifles de caza y machetes, pero se cree que el grupo está recibiendo apoyo de aliados de Bozizé.

Balaka también está acusado de matanzas en poblados musulmanes, que asimismo sufrieron bajo el régimen de Seleka y que se quejan de ser injustamente acusados por los crímenes de los rebeldes. fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario