REYNAZUL.

jueves, 5 de diciembre de 2013

Un gigantesco temporal amenaza a Gran Bretaña POR MARÍA LAURA AVIGNOLO Los vientos llegan a 140 km por hora. Hay cien mil casas sin luz. Y se temen fuertes inundaciones. Piden a la gente no acercarse al mar.

En medio de una de las peores tormentasde los últimos 30 años, con un camionero muerto, vientos de 140kilómetros por horaen el este y el norte del reino y fortísimooleaje, el gobierno británico decidió convocar a Cobra, su gabinetede emergencia, para una respuesta integral en toda la isla.
Cien mil casas sin luz, con el temporalafectando hasta ahora el este del país y con las barreras delTámesis cerradas para impedir inundaciones en Londres, laadministración británica advirtió a 200 comunidades a lo largo delreino, en Escocia y Gales que se preparen "para recibir unainundación en las próximas 24 horas".
Con enormes olas y fuertes vientos, losservicios costeros han pedido a la población no acercarse a la playao caminar en las cercanías donde las olas rompen contra las murallas"ante el temor de ser succionados por el mar".
El primer ministro británico DavidCameron y sus secretarios de estado "están conscientes de losriesgos que implica la tormenta y el fuerte oleaje". Losservicios de emergencia se encuentran en máxima alerta.
En Escocia, los servicios de trenes sehan detenido por los obstáculos que se han depositado en las vías ypor el viento. "Nosotros no podemos poner en marcha los trenescon este nivel de viento que estamos viendo", advirtió NickKing, el vocero de los ferrocarriles escoceses.
La policía escocesa recomendó a lapoblación no viajar si no es extremadamente necesario, y permaneceren sus casas por seguridad. En Glasgow, se voló parte del techo delhospital Southern General y se evacuó la estación central porque sutecho de vidrio quedó destruido. Los trenes entre Newcastle y Leedfueron suspendidos por los obstáculos que volaron sobre las vías aligual que entre Newcastle y York.
Los vuelos en el norte de Gran Bretañatambién han sido afectados por la fuerza del viento, especialmentedesde Leeds. Cien colegios fueron cerrados por las condicionesextremas de la meteorología.
Los meteorólogos atribuyen el fenómeno"a una depresión profunda en el Atlántico, que se va a moverdel este al norte de Inglaterra entre el miércoles a la noche y eljueves a la mañana". Va a producir vientos huracanados en elnorte y el centro del país, con un frío ártico que comenzará areducirse el viernes.
El nivel del mar en algunas áreasalcanzará el mismo que en 1953, durante la devastadorasinundaciones. Pero en el siglo XXI las defensas han sido reforzadas.
Las autoridades del ministerio de MedioAmbiente creen que al menos 3000 propiedades van a ser afectadas enlas próximas horas por las inundaciones en el reino. La zona de EastAnglia, con la advertencia de "riesgo de vida", será unade las más problemáticas junto a la región de Kent. fuente:clarin.com
Publicar un comentario