REYNAZUL.

lunes, 2 de diciembre de 2013

"POR FAVOR CON MIRTA, HABLA FRANCISCO". Papa llamó a la madre de una víctima de Cromañon que le había enviado una carta La mujer también le regaló una púa con el nombre de su hijo grabado. "No puedo creer que estoy hablando con usted", dijo ante la sorpresa.

El papa Francisco volvió a sorprender al llamar por teléfono a Mirta Miralles, madre de una víctima de Cromañón que en junio le había enviado una carta y una púa con el sobrenombre de su hijo grabado. 

"No puedo creer que estoy hablando con usted", atinó a responder la mujer, madre de Cristian Viegas Méndez, una de las 194 víctimas mortales de la tragedia que se produjo el 30 de diciembre de 2004 durante un recital del grupo Callejeros. 

"Cómo no la voy a llamar", respondió del pontífice argentino del otro lado del teléfono celular. 

"Me gustó la púa, muy linda", agregó Francisco al referirse al obsequio. 

Miralles le dijo al Papa que esa púa, a modo de recordatorio de la pasión de hijo por la música, sólo la tiene él, su marido de nombre Jorge y ella: "Nadie más", indicó. 

Al dar detalles hoy de su experiencia al sitio de la agrupación La Alameda, Miralles dijo que el llamado fue el 14 de noviembre, dos días antes del cumpleaños de su hijo, cuyo sobrenombre era "El Terco". "Estaba en casa, recién había llegado y pensé que era mi marido", precisó la mujer, que lo primero que escuchó del otro lado de su celular fue: "Por favor con Mirta. Habla Francisco". 

Miralles expresó su emoción por la conversación con el Papa y recordó que al final le dijo: "Recen por mí. Y que Dios los bendiga". 

"Tenía esa necesidad de palabras después de lo que pasó con Cromañón, ya que uno queda enojada con Dios", admitió la mujer, y acotó: "Pero la forma de manejarse del Papa, sus actitudes, me hicieron encontrar una palabra de aliento que no tuve de la Presidencia o la gente de derechos humanos". 

En junio, Miralles envió su primer carta al Vaticano y el 29 de junio recibió un llamado desde Roma. Era un colaborador del Papa, el sacerdote Fabián Pedaccio, quien se comunicó con ella. 

"Con él lloré, pero con Francisco no. El padre Fabián me había dicho que el Papa había leído la carta, que la agradecía mucho y que iba a cuidar de mi 'Terco'", recordó. fuente:26noticias.com.ar
Publicar un comentario