REYNAZUL.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

En Uruguay “no habrá canilla libre de marihuana” Lo aclaró en una conferencia de prensa en Argentina el secretario general de la Junta Nacional de Drogas del país vecino. La flamante ley de legalización rige sólo para residentes, subrayó.

Al convertirse en el primer país en legalizar el autocultivo, la compra y la venta de marihuana y su regulación desde el Estado, los ojos del mundo se posaron sobre Uruguay. Se multiplicaron las miradas de aprobación, pero también las críticas que afirman que la medida impulsada por el propio presidente José Mujica no hará más que incentivar el consumo y convertirá al territorio vecino en “La Holanda de Sudamérica”. 

Con el verano en la puerta, miles de argentinos planean sus vacaciones del otro lado del Río de la Plata. Por eso, Julio Calzada, secretario general de la Junta Nacional de Drogas uruguaya visitó el país y se encargó de aclarar puntos centrales de la flamante norma y dar por tierra con creencias que considera infundadas. “Queremos ir contra esta idea de que este año hay que ir a las costas de Rocha que va a haber canilla libre de marihuana”, señaló el funcionario en declaraciones recogidas por El Cronista. Enfatizó, además, que la ley rige únicamente para los residentes uruguayos (no para los turistas). “Si un argentino o un no residente anda con medio kilo de marihuana, que es evidente que supera el consumo personal, se verá expuesto a las penas previstas por la ley del año '74 bajo la tipificación de un acto criminal”, afirmó.

Durante la conferencia de prensa brindada en la Embajada de Uruguay en Buenos Aires, Calzada se encargó de subrayar que la ley, a la que calificó como “restrictiva” no busca promover el consumo de marihuana, sino combatir el narcotráfico “Pone reglas de juego a una actividad que ya existía", consideró.

La nueva ley está habilitada sólo para residentes uruguayos “que podrán acceder hasta 40 gramos mensuales para consumo personal, y garantiza un producto de calidad para los usuarios, un producto no degradado, en un lugar seguro, una farmacia, a un mismo valor del mercado", describió Calzada. También legaliza el autocultivo de hasta seis plantas -con un tope de producción anual de 480 gramos-, con la condición de que el cultivador esté inscripto en un banco de datos estatal que no se hará público.

“Garantiza derechos, hace foco en la mirada sanitaria y contribuye significativamente a desarticular a las organizaciones criminales”, planteó Calzada. Es que si bien en Uruguay no criminalizaba el consumo personal de marihuana, “se generaba una incongruencia al penalizar lo que la gente hacía para llevar a cabo ese acto que no estaba penado”, es decir, la adquisición del producto, explicó Calzada sobre la norma, cuyo objetivo es combatir el crecimiento de las muertes vinculadas al narcotráfico en el país vecino, que aumentaron significativamente en los últimos años. fuente:clarin.com
Publicar un comentario