REYNAZUL.

domingo, 22 de diciembre de 2013

En Uganda, prohibieron por ley la homosexualidad Así lo dispone una severa norma aprobada por el Parlamento. Prevé prisión perpetua para los gays y penas de hasta tres años de cárcel para quien oculte su identidad. Duras críticas.

KAMPALA. AFP Y EFE - 21/12/13
Ante la sorpresa de los líderes de la oposición, el Parlamento de Uganda de mayoría oficialista decidió aprobar ayer u na ley draconiana contra la homosexualidad en tiempo récord. La norma incrementa la represión y prevé la cadena perpetua para los reincidentes.
Una pareja gay que meramente se toque se arriesga a una vida en la cárcel bajo la nueva normativa.
“Es una victoria para Uganda. Estoy feliz de que el Parlamento haya votado contra el mal”, manifestó el diputado David Bahati, que promovió el proyecto de ley.
La nueva legislación considera que ser gay es un crimen que debe ser castigado con prisión. Y establece que quien oculte la identidad de las personas homosexuales será condenado a tres años de cárcel.
El proyecto de ley fue presentado en 2009 por el oficialista Movimiento de Resistencia Nacional con penas tan severas como la condena a muerte por la comisión de actos de “homosexualidad con agravantes”. Este tipo de supuestos incluían la violación homosexual, los actos homosexuales con menores de edad y discapacitados o cuando el acusado sea portador del SIDA.
Sin embargo, la revisión del texto suprimió la pena de muerte en cualquier supuesto. La portavoz del Parlamento, Hellen Kaweesa, subrayó que los cambios permitieron que una mayoría de diputados adoptara el proyecto de ley.
“Yo estoy contento de que el Parlamento vote contra el demonio. Pero porque somos una Nación que le teme a Dios, nosotros creemos en una visión holística. Es por estos valores que el Parlamento aprobó esta legislación sin importarle lo que el mundo piense”, siguió Bahati.
Hasta ahora, la legislación condenaba a prisión de por vida a “cualquiera con conocimiento carnal contra el orden natural”. Pero Bahati argumentó que se debían aumentar las penas para preservar el estilo de vida y las tradiciones de su país de grupos occidentales que quieren “reclutar” a chicos ugandeses en una vida gay.
Los críticos a la ley consideran que los líderes religiosos y políticos ugandeses están siendo influenciados por los evangélicos cristianos norteamericanos que están perdiendo en su país la batalla cultural e intentan influir ahora en África. Frank Mugisha, un activista gay ugandés, consideró que es un día aterrador para los derechos humanos en Uganda.
“ Se abre una nueva era de miedo y persecución. Si esta ley es firmada por el presidente Yoweri Museveni, yo seré arrojado a la cárcel de por vida y probablemente sea asesinado. Nosotros necesitamos llamar a los líderes del mundo para que presionen sobre el presidente Museveni y detengan esta ley de odio”, sentenció.
Al menos un millón de firmas se han reunido para frenar la ley.
El obispo Christopher Senyonjo, que fue excomulgado por la iglesia de Uganda por su oposición a la homofobia, denunció la ignorancia con respecto a la homosexualidad. “Yo espero que con educación la gente entenderá. Tomará tiempo pero las cosas cambiaran”, deseó.
Amnistía Internacional llamó al presidente de Uganda a vetar la ley, a la que considero retrógrada y homofóbica y exhortó imponer una legislación que respete los derechos humanos.
La homofobia está muy extendida en Uganda, un país donde el cristianismo protestante gana nuevos adeptos. Los hombres y mujeres homosexuales son objeto de amenazas frecuentes o son víctimas de violencia. fuente:clarin.com
Publicar un comentario