REYNAZUL.

viernes, 13 de diciembre de 2013

ELECCIONES El balotaje dirime en Chile entre la continuidad o el cambio Las candidatas presidenciales chilenas, Michelle Bachelet y Evelyn Matthei, van al balotaje del domingo con distintas propuestas de gobierno que se basan, para la aspirante oficialista, en una continuidad y profundización de las actuales políticas en temas como seguridad y educación, y en el caso de la exmandataria en reformas de fondo en lo constitucional, lo educativo y lo impositivo.

Bachelet criticó a la actual administración de Sebastián Piñera al señalar que la educación "no es un bien de consumo", a la vez que prometió impulsar una reformar tributaria para enfrentar el "déficit estructural" que dejará el actual Gobierno y con la idea de "retomar la senda de la responsabilidad fiscal".

La candidata de Nueva Mayoría plantea además avanzar hacia una reforma de la Constitución, que deberá elaborarse en un proceso "democrático, institucional y participativo" porque "el proceso constituyente supone, de entrada, aprobar en el Parlamento aquellas reformas que permitan, precisamente, una deliberación que satisfaga esta condición".

Un punto que ha generado especial controversia entre ambas propuestas políticas es el del matrimonio igualitario. Bachelet aseguró que su programa contempla el respeto a la diversidad y pleno ejercicio de los derechos, mientras que Matthei rechaza la idea.

La propuesta de la Alianza derechista, compuesta por Renovación Nacional (RN) y la Unión Demócrata Independiente (UDI), se enfoca  más en la prolongación del actual gobierno que en un cambio.

Patricio Melero, presidente de la UDI, aseguró en entrevista con CNN Chile que “si gana Matthei, habrán cambios en Chile pero con moderación, reconociendo las cosas buenas y mejorando lo que no funciona bien. Si gana Bachelet, siento que se instala un estado socialista en Chile".

En esta línea, Matthei ha procurado durante toda la campaña no plantear grandes cambios que marquen una diferencia con la política actual, y prefirió centrarse en atacar y criticar las propuestas de su rival.

Para Matthei, el proyecto de crear una Constitución que enarbola Bachelet puede demandar "meses y años de discusión y, mientras tanto, los políticos van a estar principalmente preocupados de cómo toman mayores cuotas de poder con la nueva Constitución en vez de estar preocupados de crear empleo, de mejorar las remuneraciones, de preocuparse de mejorar el Transantiago, la salud y la educación".

En educación, la líder derechista criticó la propuesta de la expresidenta (2006-2010), de que sea gratis, sin lucro y de calidad, defendiendo su postura que “la educación debe ser gratis sólo para quienes no pueden pagarla”.

Para la reforma tributaria que propone Bachelet, con la cual se pretende pagar la educación gratuita entre otras cosas, Matthei explicó que la rechaza absolutamente puesto que "es más importante crecer que ahogar el crecimiento con una reforma tributaria. Este gobierno ha tenido 15 mil millones de dólares más gracias al crecimiento. Queremos privilegiar el empleo, el crecimiento y el aumento de los sueldos a una reforma tributaria".

Por último, uno de los portavoz de Matthei, Francisco Chahuán (RN), recalcó que "una diferencia sustantiva son los temas valóricos, que no sólo tienen que ver con los temas de la cintura para abajo (...) somos contrarios al aborto en todas sus formas y somos partidario de avanzar en términos del AVP (Acuerdo de Vida en Pareja) pero somos contrarios al matrimonio homosexual".

A dos días del balotaje todos las encuestas y expertos electorales dan como ganadora a la exmandataria Michelle Bachelet, por lo que la líder derechista ha estado obligada a realizar un esfuerzo extra, ya que tiene la casi imposible tarea de levantar el escueto 25 por ciento de apoyo que obtuvo en primera vuelta frente al 46,7 de Bachelet. fuente:telam.com.ar
Publicar un comentario