REYNAZUL.

lunes, 25 de noviembre de 2013

FÓRMULA 1 Vettel logró el Gran Premio de Brasil en su novena victoria consecutiva El alemán Sebastian Vettel (Red Bull), cuádruple campeón mundial, despidió la temporada 2013 de Fórmula 1 con su novena victoria consecutiva, al vencer en el Gran Premio de Brasil, celebrado en el circuito paulista de Interlagos por la 19na. y última fecha.

Además, el tetracampeón mundial (2010, 2011, 2012 y 2013) obtuvo el decimotercer triunfo en el año e igualó así la marca que había instaurado su compatriota, Michael Schumacher, con Ferrari, en 2004.

La decimonovena y última fecha del Mundial de conductores, tal como ocurrió en las competencias precedentes, fue un verdadero paseo del joven piloto germano, quien dominó de punta a punta.

Segundo se ubicó el otro piloto de Red Bull, el australiano Mark Webber, quien hoy formalizó su última carrera en la máxima categoría automovilística, y tercero resultó el español Fernando Alonso (Ferrari), que se quedó con el subcampeonato.

Vettel se adaptó perfectamente al trazado y partió desde la pole position. Tomó la punta de inmediato y solamente vio reducida la diferencia que le sacó a sus escoltas, cuando hubo un error en el equipo y perdió tiempo en boxes para recambiar neumáticos.

Webber llegó en la segunda ubicación, a poco más de 10 segundos, y terminó con un buen sabor su carrera en la Fórmula 1, pues ya anunció que se marchará de la máxima categoría.

En tanto, el asturiano Alonso firmó una de sus mejores carreras en el año y volvió a poseer una unidad confiable, que le permitió conseguir el último escalón del podio.

El local Felipe Massa, en su última carrera con Ferrari y ante su público, luchó denodadamente y se encaminaba a llegar cuarto. Sin embargo fue sancionado por pisar una linea blanca prohibida en el circuito y se retrasó hasta la séptima ubicación.

Mercedes obtuvo la segunda colocación en la Copa de Constructores, a pesar de que tanto el alemán Nico Rosberg (quinto) como el británico Lewis Hamilton (noveno) estuvieron lejos de las expectativas deseadas.

La lluvia volvió a ser la gran preocupación de todos los equipos, que controlaban desde los boxes permanentemente los radares que la anunciaban. En esta oportunidad, a diferencia de lo que ocurrió el sábado, sólo se tradujo en pequeñas gotas que cayeron por momentos.

De este modo pasó la máxima categoría por Brasil y ahora, tras el descanso, deberá comenzar a trabajar sobre conocer el rendimiento de las nuevas cubiertas que pondrá Pirelli en pista en 2014 y en el cambio de los motores ante la aparición de los V6 Turbo. fuente:telam.com.ar
Publicar un comentario