REYNAZUL.

martes, 22 de octubre de 2013

UNA HISTORIA DE PELÍCULA. Un largo camino a casa: 26 años después encuentra su hogar gracias a Google Earth Es la increíble historia de Saroo Munshi Khan. Se perdió en la India cuando tenía cinco años, lo dieron por huérfano, lo adoptaron y se trasladó a Australia donde escribió un libro.

El blog oficial de Google cuenta una alucinante historia que deja en muy buen lugar tanto a la tenacidad del ser humano como a su servicio de mapas y ubicación, Google Earth: Saroo Munshi Khan encontró su casa gracias a la plataforma, 26 años después de perderse en un tren en la India, cuando solo era un niño. 

En 1986 Saroo, que tenía 5 años, se separó de su familia por un descuido. Mientras su hermano de 14 buscaba cambio en la estación de Bernhanpur, él se sentó a esperarle en un tren estacionado que arrancó sin que se despertara, y lo llevó a Calcuta, a 1.500 kilómetros de distancia de lo que hasta entonces conocía. 

Durante cuatro semanas, aquel niño sobrevivió como pudo en la calle, hasta que lo trasladaron a un orfanato, donde, finalmente, fue adoptado por una familia australiana que se lo llevó con él a su país. Allí empezó una nueva vida, con otros padres, otra casa y otro nombre, (pasó a llamarse Saroo Brierley) pero nunca cejó en su empeño de encontrar a los suyos. 

En 2011 Saroo utilizó la regla disponible en Google Earth para marcar en el mapa de su navegador un radio que se acercara a la distancia que recorrió en 1986. Pasó horas, días, buceando por las imágenes de la plataforma, buscando algo que le conectase con lo que recordaba de sus cinco años. Tras comparar muchas fotos, finalmente, dio con un barrio, una calle y, por último, un tejado de estaño que sí le resultaban familiares.

Al año siguiente tomó un avión hasta Khandwa, en la India, donde contó su historia a los lugareños, que le ayudaron a encontrar a su madre y a sus hermanos. Ahora acaba de publicar un libro, «A long way home», en el que describe el periplo que ha sido su vida. 

"Fue como ser Superman. Eres capaz de ver una y otra vez las fotos de tomaste mentalmente y preguntarle "¿Coinciden?". Cuando respondes "No" sigues buscando y buscando", dijo Saroo. ver nota completa en su fuente:26noticias.com.ar
Publicar un comentario