REYNAZUL.

jueves, 17 de octubre de 2013

Rescatan un fragmento del meteorito que cayó este año en Rusia POR MOSCÚ. EFE Estaba en un lago, cerca de la ciudad donde dejó 1.500 heridos.

En febrero de este año, el horror cayó del cielo. Sobre la ciudad de Chelyabinsk, en la región de los montes Urales, un meteorito de casi dos metros de diámetro y 10 toneladas de peso atravesó la atmósfera, se despedazó en varias partes y le provocó pánico y heridas a 1.500 personas. Entre ellas, 319 niños. Los daños materiales también fueron alarmantes: alcanzaron a 3 mil viviendas de al menos seis ciudades rusas.
A pocas horas del impacto, en el lago congelado de Cherbarkul, se localizó a uno de los fragmentos, que dejó un agujero de seis metros de diámetro. Ayer, buzos rusos sacaron ayer del fondo de un lago otro fragmento de unos 570 kilos del meteorito.
Es tan grande y pesado que movilizó a la comunidad científica para su análisis.
“Se trata del mayor fragmento del meteorito y lo más probable es que figure entre los diez meteoritos más grandes que hayan sido hallados”, aseguró a la agencia Interfax Serguei Zamozdra, empleado de la Universidad Estatal de Cheliábinsk. En el Top Ten de los más grandes, estaría en el puesto sexto, pero el dato deberá confirmarse con estudios posteriores.
Según los expertos, el peso del fragmento es muy importante porque ayudará a los científicos a determinar el tamaño del propio meteorito entero.
La nueva parte fue rescatada del fondo del lago Chebarkul en condiciones meteorológicas adversas, dijo Zamozdra, y será sometido a un análisis radiográfico para verificar su composición.
Los buzos lograron sacar hasta ahora 12 rocas del lago, cinco de las cuales fueron identificadas como trozos del objeto que causó el 15 de febrero pasado el pánico entre los habitantes de la zona.
Hasta el momento, para las autoridades locales, el fragmento más grande rescatado del meteorito bautizado “Cheliábinsk” pesaba apenas 4,74 kilos. Según los geólogos, se compone en su mayor parte por minerales de silicatos como el olivino y el ortopiroxeno, además de sulfuro de hierro y níquel, y en menor medida, cromo, clinopiroxeno y plagioclasas.
El estudio de los meteoritos es crucial para la reconstrucción de las etapas iniciales del Sistema Solar, ya que son cuerpos que contienen componentes a partir de los que fueron creados originalmente los planetas.
El meteorito sin fragmentar, que dejó una estela de heridos y daños en Rusia, tenía según la NASA una masa de hasta 10.000 toneladas en el momento de estallar en la atmósfera, y es el mayor caído sobre la Tierra desde 1908. fuente:clarin.com
Publicar un comentario