REYNAZUL.

martes, 22 de octubre de 2013

Quedó en libertad la etarra Inés del Río La Justicia española ordenó su liberación, luego de que ayer un tribunal europeo considerara que su permanencia en prisión violaba derechos fundamentales.

La etarra Inés del Río Prada, condenada a 3828 años de prisión por 24 asesinatos,quedó hoy finalmente en libertad, luego de que la justicia española ordenara por la mañana su inmediata liberación. La excarcelación responde a la sentencia emitida ayer por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) que consideró que su encarcelamiento vulnera derechos fundamentales.
Alrededor de las 16.30 hora española, familiares y amigos llegados en cinco vehículos recibieron a la mujera a la salida del centro penitenciaria de Teixeiro. Y se la llevaron rápidamente.El hijo de una de las víctimas también se acercó con una pancarata que rezaba. "El Estado ha claudicado".
El fallo del TEDH anula la llamada "Doctrina Parot" del Tribunal Supremo español, que fue aplicada a presos etarras para evitar su liberación y que consiste en aplicar los beneficios penitenciarios sobre el total de la condena y no sobre los 30 años de estancia máxima en prisión que establece la ley en España.
Por unanimidad, los 17 miembros del Pleno de la Sala Penal de la Audiencia Nacional de España resolvieron liberar a la etarra acatando el dictamen de la corte de Estrasburgo, por tratarse de una decisión firme y de obligatorio cumplimiento, indicaron fuentes judiciales.
Inés del Río, condenada a 3.828 años de prisión por 24 asesinatos, saldrá hoy mismo de la prisión gallega de Teixeiro, en La Coruña, después de pasar 26 años entre rejas.
Los magistrados de la Audiencia Nacional, que se reunieron por una hora y media, tuvieron en cuenta un informe de la Fiscalía favorable a la liberación de la etarra, pero que pedía que se bloquearan los 30.000 euros de indemnización de estableció el tribunal europeo.
El fallo del TEDH abre la puerta a la excarcelación de un centenar de miembros de la organización separatista armada vasca ETA y de otros presos comunes que cometieron delitos graves y a los que se les aplicó la Doctrina Parot para evitar que salieran en libertad.
El gobierno del Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy, que no está de acuerdo con la sentencia del TEDH, aseguró que será la justicia española, en concreto la Audiencia Nacional en los casos de delitos de terrorismo, y los tribunales provinciales en otros delitos, los que decidan en cada caso particular como se aplicará el fallo.
El Ejecutivo español remarcó que no habrá "impunidad" y no permitirá que se vulneren los derechos de las víctimas de ETA con actos de enaltecimiento ante las previsibles excarcelaciones. fuente:clarin.com
Publicar un comentario