REYNAZUL.

martes, 29 de octubre de 2013

ESPAÑA Primer paso de la justicia española por el espionaje de EE.UU. La justicia española dio el primer paso para investigar el supuesto espionaje realizado por Estados Unidos en el país, mientras el canciller José Manuel García Margallo intentó bajar la tensión afirmando que confía en que Washington aportará las "explicaciones pertinentes".

La Fiscalía de Delitos Informáticos abrió "diligencias informativas" en relación con el rastreo de comunicaciones realizado por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense en España.

El objetivo es determinar si existen bases para investigar la comisión de un delito penal y si es la justicia española es competente para hacerlo, informaron fuentes judiciales.
   
Este paso previo a la apertura de una investigación fue ordenado por el propio fiscal General del Estado, Eduardo Torres Dulce.
   
El Ministerio público actúa de oficio tras la reciente publicación de nueva documentación secreta del ex agente de la CIA Edward Snowden, que revela que la NSA espió 60,5 millones de llamadas en España en solo un mes, entre diciembre de 2012 y enero de este año.

Según otras informaciones periodísticas, basadas en fuentes que tuvieron acceso a esos documentos, EEUU no sólo rastreó millones de llamadas, SMS y correos electrónicos de ciudadanos españoles, sino que también espió a dirigentes políticos y miembros del gobierno.

El rastreo de datos de ciudadanos españoles realizado por Estados Unidos está tipificado como delito en el Código Penal español, que protege la privacidad de este tipo de informaciones.
   
Desde que en julio estalló el escándalo del espionaje masivo de EEUU, el Ejecutivo español de Mariano Rajoy evitó la confrontación con Washington para no dañar las relaciones con la gran potencia aliada, pero ante las evidencias publicadas en los últimos días convocó al embajador estadounidense para exigir explicaciones.

El representante diplomático de EEUU en Madrid, James Costos, acudió ayer al Ministerio de Exteriores español, donde se le pidió conocer el "alcance del espionaje" de la NSA, unas prácticas que, de ser ciertas, España considera que son "impropias e inaceptables".

Al término de la reunión, Costos emitió un comunicado en el que reconoció la "preocupación" de España por la divulgación "no autorizada" de información clasificada, pero defendió que el espionaje estadounidense ha jugado un "papel primordial" en la seguridad tanto de su país como en la de los aliados.
   
En tanto, García Margallo advirtió ayer desde Polonia que de confirmarse el espionaje, podría suponer una "ruptura del clima de confianza" entre ambos países aliados.

No obstante, el jefe de la diplomacia española se mostró hoy convencido de que Estados Unidos "dará las explicaciones necesarias y pertinentes" del supuesto espionaje, "como corresponde a una relación entre aliados".

En cuanto al deterioro de la relación bilateral a raíz del espionaje, García Margallo destacó que para España y la Unión Europea (UE) la relación con EEUU tiene "importancia capital". fuente:telam.com.ar
Publicar un comentario