REYNAZUL.

martes, 29 de octubre de 2013

Enfrentamiento abierto entre España y Brasil por Diego Costa La Federación española quiere hacerle firmar al delantero del Atlético de Madrid una carta donde rechaza la convocatoria para jugar por su país natal.

Es cuestión de papeles. No importa el suelo donde haya nacido un futbolista, si una selección lo quiere y tiene los papeles; lo tiene. Y por otro lado está el deseo del jugador: ¿Qué bandera quiere defender Diego Costa en el Mundial? El delantero del Atlético de Madrid quedó en el medio de una batalla legal entre la Federación Española de Fútbol y la Confederación Brasileña, que se lanzan dardos para quedarse con él.
El entrenador de la selección de Brasil, Luiz Felipe Scolari, primero no lo quería y ahora presiona con todo para tenerlo en su equipo. Tuvo la oportunidad de llevarlo a la Copa de las Confederaciones que su equipo finalmente obtuvo tras superar a España en la final, pero lo descartó. Diego Costa -que nació en Brasil, pero tiene la ciudadanía española- ya jugó dos amistosos con la selección de Scolari. Como fueron no oficiales, en España todavía pujan por tenerlo.
Según los medios españoles, Costa ya tuvo un diálogo con Vicente Del Bosque, seleccionador español campeón del mundo en Sudáfrica 2010, en el que le habría confirmado sus ganas de jugar con la Roja en Brasil 2014. Es por esto que los abogados de la Federación Española preparan una carta para que Costa le estampe la firma en la que manifiesta su deseo de jugar para España.
En tanto, el presidente de la CBF, José María Marín, se puso en contacto con Angel María Villar, de la RFE. "Fue un diálogo de alto nivel, pero le hice ver que Scolari quiere contar con el jugador y que juzgamos ilegal esa intención de convocatoria de España", contó el brasileño. La respuesta del español fue: "La decisión la tiene el jugador".
Por otro lado, Scolari quedó en la peor posición tras caer en una trampa que le tendió la Cadena Cope, de España. Le realizaron una "broma telefónica" en la que un imitador se hacía pasar por Enrique Cerezo, el presidente del Atlético de Madrid, y le consultaba sus intenciones de convocar a Diego Costa. "Si el Mundial empezara mañana, Costa estaría en la convocatoria", le confesó Scolari al falso Cerezo. Enseguida Scolari tuvo que manifestar su intención de llamar al delantero para los amistosos (oficiales) ante Honduras y Chile, en noviembre, y levantó la apuesta: "Quien tiene que responder si quiere jugar para Brasil es él. Le estoy ofreciendo ser hexacampeón del mundo. Lo digo porque la selección va a ser campeona", afirmó Scolari en una conferencia de prensa, este domingo, en Río de Janeiro.
La convocatoria oficial de Brasil saldrá el 31 de octubre, pero ante el anuncio los abogados de la Real Federación Española tuvieron que retocar el manifiesto legal de Costa que presentarían ante la FIFA para quedarse con el jugador. La última palabra la tiene Diego Costa, el futbolista, que hasta ahora mantuvo un silencio sepulcral. fuente:clarin.com
Publicar un comentario