REYNAZUL.

jueves, 5 de septiembre de 2013

El Papa echó al nuncio en República Dominicana por abuso sexual de niños Según la prensa dominicana, el polaco Jozef Wesolowski pagó por sexo y abuso de menores. Además compartía a sus víctimas con otro cura.

El 21 de agosto el nuncio del Vaticano en la República Domincana, el polaco Jozef Wesolowski, de 65 años, fue destituido de sus funciones, una información que el Vaticano no anunció pero que fue informada ayer por Federico Lombardi, el portavoz del Papa, que confirmó la existencia de una investigación en curso sobre las acusaciones de pedofilia que enfrenta el prelado.
La denuncia que pesa sobre Wesolowski, cuyo paradero se desconoce, es aterradora. La prensa dominicana habla de relaciones sexuales a cambio de dinero con niños y adolescentes en el centro histórico de Santo Domingo.
Una cadena de televisión difundió imágenes de un hombre que sería Wesolowski paseando con una camiseta y una gorra. Según otra cadena local, Wesolowski solía estar acompañado de otro cura polaco, acusado de abusos a menores y que dejó en mayo del país cuando estalló el escándalo.
El programa de investigación de la reconocida periodista Nuria Piera, directora de noticias del canal de televisión NCDN, reprodujo declaraciones de Pedro Espinal, dirigente de un grupo comunitario del poblado Juncalito, 200 kilómetros al noroeste de la capital dominicana, quien aseguró que fue testigo de que Wesolowski había dormido en la misma habitación con varios monaguillos en una casa de descanso en la playa de Juan Dolio. No precisó la fecha.
Espinal afirmó que el nuncio se dividía los niños con el cura polaco Wojciech Gil, acusado por al menos dos familias de Juncalito de haber abusado sexualmente de sus hijos.
La fiscalía de República Dominicana anunció ayer que investigará el caso de Wesolowski, que empezó su misión en el país en 2008 tras la designación del papa Benedicto XVI.
"No permitiremos que nadie se escude en la reputación de la iglesia católica y otras instituciones religiosas para cometer actos reñidos con la ley, especialmente contra menores, y pretender impunidad'', indicó el procurador general Francisco Domínguez Brito.
El polaco, obispo desde el año 2000, también fue nuncio en Bolivia y luego en varios países de Asia Central.
Desde el principio de su pontificado el papa Francisco se ha comprometido a luchar contra la pederastia, siguiendo la política de su predecesor Benedicto XVI. El 5 de abril pidió a la congregación para la doctrina de la fe que ponga en marcha "medidas de protección para los menores" para ayudar "a los que fueron víctimas de violencia". El Vaticano también ha modificado su código penal.
Desde el principio de los años 2000, la Iglesia Católica se ha visto sacudida por las revelaciones de miles de víctimas de abusos sexuales cometidos hace décadas por sacerdotes católicos de todo el mundo, principalmente en Estados Unidos e Irlanda.
(Fuente: Agencias) fuente:clarin.com
Publicar un comentario