REYNAZUL.

viernes, 2 de agosto de 2013

Una perra salvó a una nena de morir ahogada.

Como en un plan casi perfectamente diseñado, una perra se las arregló para “avisarle” a sus dueños que la más chiquita de la familia, de cuatro años, había caído a la pileta de un vecino. Después, corrió, se arrojó al agua y la mantuvo a flote hasta que finalmente el papá la rescató. 

La historia ocurrió en Cañada de Gómez, provincia de Santa Fe. Hace algunos días, los papás de Milena la perdieron de vista por un momento. Cuando el padre salió a buscarla, se chocó con Sasha, la perra ovejero alemán de la familia, totalmente excitada. “Lloraba, ladraba, hacía cualquier cosa”, contó Valeria, la mamá de la nena, en diálogo con Radio 2. 

Tras los intentos desesperados por llamar la atención de su dueño, la perra corrió velozmente hacia la casa de enfrente y se arrojó a la pileta. Fue en ese momento en el que el papá de Milena entendió lo que estaba ocurriendo. 

Cuando llegó al lugar, Milena flotaba en el agua casi inconsciente, ayudada por Sasha. El hombre se tiró entonces a la pileta, de donde pudo retirar a la nena, que “estaba toda arañada”, debido a los esfuerzos de la perra por mantenerla en la superficie. 

Milena pasó dos días internada, hasta que fue dada de alta sin que le quedaran secuelas. “Sin Sasha, la historia hubiera sido otra”, dijo Valeria, quien contó que durante los días que estuvieron en el hospital, la perra no paró de llorar, según le dijeron los vecinos. 

“La abracé y le dije ‘gracias’”, contó la mujer sobre el momento en el que regresó a la casa junto a su hija, tras la internación. Pero el momento más emotivo fue el reencuentro de Sasha y Milena. Cuando el animal vio a la nena “su alegría fue impresionante”, concluyó. fuente:clarin.com
Publicar un comentario