REYNAZUL.

martes, 13 de agosto de 2013

Un matrimonio lanzado a la aventura Se van con “Aurora” rumbo a Alaska 11/08/2013 Paul Piazza y Erika Di Pasquo, ambos de 26 años, decidieron abandonar la rutina y recorrer el continente a bordo de su camioneta modelo 80. El actor y ella artista plástica, partieron el último fin de semana. “Siempre fuimos viajeros”, coinciden. Por TOMÁS MC LOUGHLIN.

En muchas ocasiones las personas se proponen sueños inalcanzables, proyectos únicos que quedan en un simple deseo. Sin embargo, hay otras que van en busca de su aventura y se deciden a hacer realidad ese plan que pensaron tantas noches. Es el caso de Paul Piazza y Erika Di Pasquo, un joven matrimonio de San Fernando que decidió llenar las valijas y emprender un viaje recorriendo distintos países hasta llegar a Alaska, a bordo de su camioneta modelo 80 a la que bautizaron “Aurora”.
“Cuando el mecánico nos entregó a Aurora en abril, fue el primer momento en el que nos dimos cuenta de que nuestro sueño se estaba cumpliendo”, cuenta Paul. Y agrega: “Por suerte tuvimos tiempo de probarla unos buenos kilómetros. Además, se nos hizo fácil aprender a manejarla y algunas nociones de mecánica”.
El actor y ella artista plástica, lograron dar vuelta la página de la rutina. “Siempre fuimos viajeros, pero sabiendo que volvíamos. Después de leer un libro de la familia viajera Pal llamado ‘Atrapa tu sueño’, en el que cuentan sus experiencias, nos decidimos y ya estamos preparados para esta gran experiencia”, confiesa Erika, quien le propuso a Paul la idea.
Entre viajeros de todo el mundo y otras personas que conocieron su proyecto a través de las redes sociales, el matrimonio de artistas dibujó un borrador de ruta en base a los lugares que fueron ofreciendo hospedaje y otro tipo de ayuda. “En un principio éramos desapegados del Facebook, pero otros viajeros nos contaron que iba a resultar muy útil. Estamos impresionados, recibimos apoyo y ayuda constante, hay gente buena en todo el mundo”, explica Erika, horas antes de emprender la aventura el fin de semana. Y continúa diciendo: “Los destinos se irán viendo sobre la marcha. El hecho de llegar a Alaska es más bien una metáfora como para explicar nuestra idea de llegar a la otra punta del mundo”.
Cansados de vivir los días sin sentirse realmente felices, los vecinos de 26 años, que llevan un año de casados, quieren transmitirle a la gente que todavía se puede vivir una vida nómade. Sin saber cómo se irá dando, confían en la ayuda de la gente y en los guiños del destino. “Sabiendo que estamos en los primeros días, el miedo juega un papel importante. Pero creemos que todo pasa por algo, y cuando necesitemos ayuda, alguien va a estar”, dice la vecina.
Es lógico pensar que si dos personas van a compartir un viaje sin fecha de regreso en el que compartirán las 24 horas al día arriba de su furgón Volkswagen, tienen que estar fuertemente entrenados en lo que respecta a la convivencia. “Sabemos que vamos a tener que ser pacientes, pero es algo superado. Nos conocemos desde séptimo grado de la escuela Hermanas Mínimas del Sufragio, cuando la directora decidió sentar a Erika al lado mío”, afirma Paul. Y agrega: “En un principio éramos como perro y gato, una pelea tras otra. Aunque nuestros compañeros, acertadamente, nos decían la célebre frase ‘los que se pelean se aman’”, cuenta el actor que supo ser el mejor amigo de Erika durante la secundaria.
Son tantas las ocasiones en las que el destino fue uniendo sus caminos, que ahora le toca el turno a la filosofía de vida. Y confían en que las cosas pasan por algo. Para que estos jóvenes abracen su sueño, comenzarán por conocer las playas uruguayas, para luego retornar a la Argentina y comenzar a subir por las provincias del Norte. Una aventura sin fechas para que venzan los miedos y hagan lo que siempre quisieron. fuente:clarin.com
Publicar un comentario