REYNAZUL.

miércoles, 28 de agosto de 2013

Secuestran al hijo de un industrial y pagan un rescate de US$ 100 mil para liberarlo POR GUILLERMO VILLARREAL Se lo llevaron de la puerta de la universidad donde estudia. Estuvo cautivo seis horas.

Con discreción, en un rápido operativo, tres hombres secuestraron ayer al hijo de un empresario industrial de la ciudad cuando llegaba a la facultad privada donde estudia. Lo subieron a un coche y lo liberaron sano y salvo seis horas después, cerca del estadio mundialista, previo pago de un rescate cercano a los 100 mil dólares.
La identidad del joven, de 23 años, no se había difundido al cierre de esta edición, así como los detalles del operativo que montaron los secuestradores para cobrar el rescate yescapar sin dejar rastro.
El fiscal federal Pablo Larriera había ordenado a los investigadores mantener en reserva los pormenores del caso.
El muchacho es alumno de la universidad privada CAECE (Centro de Altos de Estudios en Ciencias Exactas), una de las más caras y de alto perfil de Mar del Plata. Ayer a las 11, cuando llegaba a la universidad, en Olavarría y Gascón, en el barrio Stella Maris, fue interceptado por tres hombres que lo obligaron a subir a un Volkswagen Golf.
De acuerdo a las fuentes, los secuestradores se comunicaron con la familia del joven y le exigieron una millonaria suma en dólares.
Pero luego de una negociación que se desarrolló en las horas siguientes, la familia acordó el pago de un rescate cercano a los cien mil dólares .
Anoche no se reveló de qué manera los secuestradores habían logrado hacerse de esa suma sin ser detenidos.
La pesadilla para el joven estudiante duró seis horas. Una vez que los secuestradores recibieron el dinero se comunicaron con la familia para avisarle dónde encontrar al muchacho.
El estudiante apareció “sano y salvo” en el mismo auto en el que fue capturado.
La Policía reveló que el coche estaba radicado en Avellaneda y no tendría pedido de secuestro activo.
El auto apareció cerca del Parque Municipal de Deportes, donde se encuentra el estadio mundialista y “cerca de la zona donde la familia del joven tiene su planta fabril”, dijo una fuente de la investigación, aunque no reveló de qué familia se trata.
Mar del Plata atraviesa desde hace años una fuerte y sostenida crisis de inseguridad, pero no se habían producido secuestros hasta este año. En mayo, un empresario farmacéutico fue secuestrado y liberado luego del pago de un rescate de 30 mil pesos y joyas, suma que en unas pocas horas logró reunir su esposa. Lo levantaron de una cochera en Córdoba y Azcuénaga y lo liberaron a la madrugada, en el paraje conocido como El Boquerón, a unos 15 kilómetros al sudoeste de Mar del Plata. fuente.clarin.com
Publicar un comentario