REYNAZUL.

lunes, 12 de agosto de 2013

El premier noruego, al volante de un taxi para escuchar a los votantes Manejó de incógnito para hablar con los ciudadanos de cara a los comicios de setiembre. Algunos de los pasajeros lo reconocieron.

Acostumbrado a conducir al país, el primer ministro de Noruega Jens Stoltenberg sorprendió a sus ciudadanos con un nuevo trabajo al volante, pero esta vez de incógnito:manejó en secreto un taxi por una tarde con el objetivo de conocer las opiniones espontáneas de los ciudadanos de cara a las elecciones de septiembre.
Stoltenberg, de 54 años, se sentó a bordo de un taxi en Oslo, la capital noruega, vestido con el uniforme habitual de chofer.
“Para mí es importante escuchar lo que la gente realmente piensa”, dijo el gobernante, quien concretó su misión encubierta en junio, pero reveló recién ayer en su página de Facebook.
La interacción entre los pasajeros y Stoltenberg, que es bien conocido en la capital noruega, fue grabada por una cámara oculta: algunos se extrañaron por el “gran parecido” del taxista con el premier y otros directamente lo reconocieron y se mataban de risa. Todos hablaron de política con él.
“Si hay un lugar en el que las personas realmente dicen lo que piensan acerca de muchas cosas, ese lugar es un taxi”, declaró el premier noruego, que buscará la reelección en septiembre.
En su aventura como taxista, el primer ministro tuvo algunos incidentes técnicos, ya que hacía ocho años que no manejaba. En un momento pisó el freno de golpe y sacudió a una pasajera. “Creo que el país y los pasajeros de taxi noruegos estarían mejor atendidos si yo trabajo como primer ministro y no como taxista”, bromeó Stoltenberg, en declaraciones al diario VG.
Algunos de los pasajeros que aparecen en la filmación habían sido elegidos con anticipación para tomar el taxi, aunque nunca se les reveló la identidad del conductor.Otros viajeros fueron recogidos al azar y en sitios específicos de espera. Ninguno pagó el viaje.
De acuerdo con las últimas encuestas, el primer ministro noruego encabeza las preferencias de los votantes, pero su ventaja frente a la oposición se ha visto reducida considerablemente en poco tiempo.
La jugada del ministro no es inocente: las imágenes de los viajes han sido colgadas en su perfil de Facebook y el material será utilizado para su campaña electoral.
Durante su primer mandato como primer ministro (2000 a 2001) Stoltenberg fue polémico dentro de su propio partido, ya que privatizó varias empresas estatales.
En las elecciones parlamentarias de 2005, el partido ganó las elecciones, luego de una coalición con el Partido Socialista de Izquierda y el Partido Centro. El segundo mandato de Stoltenberg como primer ministro comenzó el 17 de octubre de 2005. Ahora, en un taxi, va por más. fuente:clarin.com
Publicar un comentario