REYNAZUL.

viernes, 2 de agosto de 2013

DESDE UN SEXTO PISO. Se quiso matar y la esposa lo detuvo agarrándolo del bóxer.

Así fue detenido un ciudadano chino por su esposa ante la intención de arrojarse por la ventana para poner fin a su vida. 

Tras ser sujetado por su esposa, testigos afirman que Ling Su se aferró con una mano durante 20 minutos de la orilla de la ventana, tiempo en el cual acudieron policías y bomberos para resolver la situación. 

Colgaba del sexto piso de un edificio de departamentos ubicado en Changchun, provincia de Jilin, al norte de China. 

"Escuchamos gritos y allí estaba él, colgando de la ventana con la esposa sosteniéndolo de los shorts", dijo un testigo. 

"Ella lo agarró muy duro y gritaba por ayuda. Tratamos de entrar (al departamento) para ayudar pero no pudimos porque estaba cerrado y no se pudo derribar la puerta". 

Se informó que el hombre estaba en depresión debido a la falta de trabajo. fuente:26noticias.com.ar
Publicar un comentario