REYNAZUL.

martes, 13 de agosto de 2013

CHINA. Construye su mansión arriba de un rascacielos En lo alto de una torre de 26 pisos de Beijing, un poderoso profesional construyó su casa soñada enclavada en una montaña con rocas artificiales, plantas y árboles.

En China como en el resto de países la ley está para cumplirla, pero hay una delicada línea que puede hacer que todo cambie: la del dinero y el poder. Así la construcción ilegal en el gigante asiático acaba de romper un récord. En lo alto de una torre de 26 pisos, el poderoso profesional de la medicina tradicional china, Zhang Biqing, construyó su mansión enclavada en una montaña con rocas artificiales pero con plantas y árboles naturales. En total, ocupó los mil metros cuadrados del tejado para hacer la casa de sus sueños, pero parece que se olvidó de lo más importante, pedir los permisos oficiales.
Ahora, Zhang, dueño de una cadena nacional de clínicas de acupuntura y ex miembro de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo del distrito en el que posee la famosa vivienda, dispone de 15 días para probar que tiene las licencias oportunas, y sino, la construcción será desmantelada.
Desde hace tiempo, los vecinos de Zhang, en una urbanización llamada Park View y situada en el distrito pequinés de Haidian, lleno de universidades y edificios gubernamentales, se quejan de que los dos pisos adicionales construídos sobre su vivienda en la última planta de la torre pueden causar daños estructurales, además de sufrir fugas de agua y soportar numerorosos ruidos por las noches.
Uno de los vecinos de 77 años que protestó por la situación, según publicó el periódico South China Morning Post en Hong Kong, fue golpeado por Zhang en varias ocasiones pero sin llegar a producirse una actuación policial. Ahora, con la presión de la prensa local y las redes sociales, parece que Zhang tendrá que hacer frente a la situación.
Si bien, no parece un asunto que le preocupe, pues en declaraciones anteriores ya dejó bien claro que: "Desde que me atrevo a vivir aquí, no estoy preocupado por las denuncias", mientras que del ruido de la noche se excusó diciendo que acudían personas famosas que cantaban: "¿Cómo puedo detenerlas?".
El problema de las construcciones ilegales sigue siendo fuerte en China. Sin ir más lejos, en 2012, se puso en marcha una campaña especial a nivel nacional para eliminar la práctica ilegal de tomar los permisos para abrir negocios con el propósito de hacer más tarde proyectos de construcción, y la agencia estatal Xinhua, informó de la construcción sin autorización de más de 900 edificios en la ciudad de Pizhou, en la provincia oriental de Jiangsu.
Además, la polémica también persigue la construcción del que será el edificio más alto del mundo, el Sky City, en la ciudad china de Changsha. El gigante de 838 metros de alto, que sobrepasará cuando se finalice su construcción en 10 metros al Burj Khalifa en Dubai, ha fracasado hasta ahora para obtener los permisos necesarios para proceder con la construcción. fuente:clarin.com
Publicar un comentario