REYNAZUL.

lunes, 29 de julio de 2013

Sin disparar un tiro, robó joyas por 40 millones de euros y huyó POR MARÍA LAURA AVIGNOLO El audaz hecho fue durante una exposición de diamantes en el hotel más lujoso de la ciudad francesa. Armado con una pistola, un ladrón solitario se llevó todo en un maletín.

En el segundo asalto más importante en los últimos cinco años en Francia, un solitario hombre armado con una pistola automática desvalijó ayer al mediodía una exposición de diamantes en el hotel Carlton de Cannes, en un robo estimado en 40 millones de euros (US$ 53 millones). Nadie sabe exactamente aún qué gemas fueron robadas y la cifra en euros es aproximada porque anoche continuaba haciéndose “un detallado inventario”.
Cuando estaba en marcha la exposición “Extraordinarios Diamantes” en el hotel más lujoso de la ciudad frente al mar, el hombre entró “con su cara disimulada en una echarpe o un pañuelo”, según los testigos.
La operación fue muy rápida y sin la menor violencia, alrededor de las once y media de la mañana (hora francesa). Con sus manos enguantadas, un gorro y empuñando una pistola, el ladrón obligó a todos los presentes a colocar las joyas en un maletín, incluidos los guardias de seguridad.
El botín contiene relojes con diamantes incrustados y joyas de enorme valor, que estaban destinadas a la clientela árabe y rusaque se despliega en la Costa Azul en el verano europeo.
El robo se produjo después que escaparon de la cárcel miembros de la banda Pink Panther (Pantera Rosa), dedicada al robo de joyas.
La muestra había sido organizada por la Maison Leviev, propiedad del multimillonario israelita Lev Leviev, con base en Moscú, y debía extenderse hasta el próximo 30 de agosto. Habían contratado un ala del hotel, ex residencia de los presidentes de la Cumbre del G-20, para desplegarla desde el pasado 20 de julio.
Estaba fuertemente custodiada, pero los agentes de seguridad no reaccionaron cuando el asaltante solitario los intimó a recoger las joyas y colocarlas en el maletín.
La Policía Judicial de Niza está a cargo de la investigación. Un vocero del hotel dijo que no están autorizados “a dar ninguna explicación ni información”.
El hotel es uno de los más prestigiosos del mundo y se encuentra en La Croissete, la mítica avenida frente al mar. Una calle que le permite una huida rápida por la Costa Azul y sus rutas.
La Policía en Cannes admitió que no había sido prevenida de la apertura de esta exposición, que estaba custodiada por seguridad privada. Una conducta que no es legalmente obligatoria pero que los palacios hoteleros generalmente adoptan ante exposiciones de valor.
Los sindicatos hoteleros protestaron contra los propietarios del Carlton al considerar que el hotel no está preparado para alquilar su ala para este tipo de exposiciones “porque no cuenta con la seguridad adecuada” y es vulnerable a este tipo de operaciones.
La Policía resguardó ayer el hotel para impedir el ingreso de decenas de periodistas que llegaron a cubrir el espectacular robo. Sólo se podían ver los afiches de la exposición, que mostraba los diamantes sobre un fondo de flores rosas.
Los expertos consideran que “ será muy difícil poder recuperar el botín porque los diamantes son fáciles de vender para los ladrones, que conocen perfectamente el mercado negro de diamantes”.
Con una serie de palacios sobre La Croissete, un puerto donde se alinean los yates de millonarios árabes, rusos, ingleses y ucranianos, Cannes ha sufrido una serie de robos en los últimos meses (ver “Otros casos...). Uno más espectacular que el otro. Pero este asalto de la Maison Leviev representa uno de los mayores botines de la historia de la delincuencia en Francia y el segundo más importante en los últimos cinco años. fuente:clarin.com
Publicar un comentario