REYNAZUL.

martes, 30 de julio de 2013

BMW lanzó un auto eléctrico reemplazable por uno de nafta para viajes largos La automotriz BMW ofrece su nuevo i3 con la posibilidad de usar un utilitario de combustión tradicional cuando haga falta.

Para evitar el destino de otros vehículos eléctricos que se venden muy lentamente, la automotriz BMW ofrece su nuevo i3 -un auto compacto a batería- con una opción única: el uso de otro utilitario deportivo de combustión tradicional cuando haga falta. Los clientes del primer modelo eléctrico de BMW podrán reservar un auto convencional como el SUV X5 durante varias semanas al año para viajes familiares o como reserva. 


El elemento de "movilidad agregada", del que BMW aún no ha revelado el precio, forma parte del intento de la compañía de superar una importante preocupación respecto de los vehículos eléctricos: la posibilidad de quedarse sin batería a mitad de camino. Otros intentos de mitigar la que se conoce como "ansiedad de alcance" son el motor de combustión optativo para generar electricidad a bordo, la asistencia en la carretera cuando la batería se queda sin carga durante un viaje y el sistema de navegación que indica la ubicación de las estaciones de carga. 


El proyecto del i3 le ha costado a BMW más de 2.000 millones de euros (US$2.650 millones), según el Centro de Administración Automotor de Bergisch Gladbach, Alemania. Para Carlos Da Silva, analista de IHS Automotive, "el i3 es importante en términos de imagen para BMW porque refuerza el mensaje de que la compañía es audaz", 


BMW, la mayor fabricante de vehículos de lujo del mundo, supera a sus mayores rivales en lo relativo a vehículos eléctricos dirigidos a sus clientes tradicionales. Audi de Volkswagen AG, el número dos, presentará el año próximo una versión eléctrica híbrida del compacto A3 luego de detener los planos de un auto deportivo R8 eléctrico. Mercedes-Benz, de Daimler AG, venderá una versión eléctrica del compacto Clase B en 2014.


La incursión de BMW en los autos eléctricos comenzó hace cinco años, cuando el máximo responsable ejecutivo, Norbert Rithofer, se dispuso a cambiar la cultura centrada en los caballos de fuerza de la compañía. Rithofer invitó a la ex secretaria de Estado estadounidense Madeleine Albritht, y al ex ministro de Relaciones Exteriores alemán Joschka Fischer a hablar ante ejecutivos de la compañía sobre los desafíos que enfrenta el mundo: ciudades cada vez más pobladas, menos recursos naturales y contaminación.


El i3, un compacto urbano de cuatro asientos con frente bajo y exterior plástico, es el primer auto de la submarca BMWi, la versión ecológica de una línea de alto rendimiento llamada BMW M. El próximo será el híbrido i8, que apareció en la última película Misión Imposible y saldrá a la venta en 2014. fuente:clarin.com
Publicar un comentario