REYNAZUL.

martes, 30 de julio de 2013

Accidente del tren español: juez ordena hacer copia de seguridad de las cajas negras El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Compostela, Luis Aláez, ordenó la realización de copias de seguridad del contenido de las cajas. Se contactó "por prevención" con el fabricante que remitió las instrucciones en varios idiomas. El hecho dejó 79 muertos.

El vaciado de datos de las cajas negras del tren accidentado el pasado 24 de julio en Santiago ha concluido tras cinco horas de trabajo, un proceso en el que ha habido un ligero retraso por la práctica de una nueva diligencia. 

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Compostela, Luis Aláez, ha ordenado la realización de copias de seguridad del contenido de las cajas y para ello se ha contactado "por prevención" con el fabricante que ha remitido las instrucciones por escrito y en varios idiomas, han informado a Efe fuentes próximas a la investigación. 

Se han extraído tanto datos técnicos como de voz, y se ha hecho una transcripción de las conversaciones en tiempo real, han señalado las mismas fuentes consultadas. 

Los técnicos llegaron unos minutos antes de las diez de la mañana a la sede del juzgado de instrucción número tres de Santiago, que es el encargado de la investigación del accidente, que causó la muerte de 79 personas, y abandonaron estas instalaciones sobre las tres. 

Los operarios que media hora más tarde portaban las cajas, ante las insistentes preguntas de la prensa sobre el lugar al que las llevarían, se han limitado a contestar: "A donde diga el juez". 

Junto a ellos han estado presentes en el volcado de los datos un técnico de Fomento, otro de la compañía Renfe, uno de Adif y miembros de la comisión judicial. Una vez volcados los datos al ordenador serán analizados por un equipo de la Policía Científica que elaborará un informe que será remitido al juez. 

Agentes de la Policía Nacional han trasladado en la mañana de este martes las cajas negras al Juzgado. Minutos antes de las 10.00 horas agentes se han desplazado hasta los juzgados de Fontiñas con las cajas negras recuperadas del convoy, que han estado custodiadas hasta el momento en dependencias policiales. 

Las cajas negras, que tienen capacidad de registro de voz de media hora y una capacidad de registro de datos de varios viajes -30 días ó 20.000 kilómetros-, recogen datos técnicos como los estados de las señales por donde circula el tren, así como las actuaciones que realiza el maquinista dependiendo del estado de las señales, en relación a la velocidad del tren, velocidad límite, distancia meta, indicación de sobrevelocidad, aplicación del freno de servicio, alarma, rearme de freno, aplicación del freno de emergencia, hora actual, avisador acústico y fallo total. 

La Policía Nacional terminó el domingo el atestado inicial del accidente del tren de Santiago con las primeras investigaciones técnicos y la declaración del maquinista, Francisco José Garzón Amo, en sede judicial. El lunes empezó con la redacción del atestado ampliatorio, que incluirá, en primer término el análisis de los restos de los vagones y la apertura de la caja negra. 

Fuentes de la investigación ha indicado que la Policía Científica comenzará el análisis de los restos de los vagones del tren, que permanecen custodiados por la Policía en una nave de la empresa Grúas Estación en la localidad de Padrón, a kilómetros de Santiago. 

Dos grúas de grandes dimensiones retiraron los restos de los vagones de Angrois el pasado jueves por la mañana, una vez que se dieron por concluidas las tareas de rescate de los heridos y fallecidos y que la Policía Científica realizó una primera inspección del lugar del suceso. No fue hasta ayer cuando terminaron las tareas con el levantamiento y el traslado final de la locomotora. 

Algunos de los vagones están muy fragmentados debido al impacto contra los muros que rodean la vía e incluso contra una plaza cercana. Todas las piezas se han ido depositando al fondo de una nave del lugar de A Escravitude de Padrón y cuentan con un fuerte dispositivo de seguridad para que no se vean alteradas como pruebas fundamentales de la investigación. 

La caja negra, clave 

Fuentes judiciales han confirmado que el juez Luis Peláez, titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago de Compostela, ya ha ordenado la apertura de la caja negra del tren siniestrado. Este martes los investigadores podrán tener acceso a su contenido. 

La caja negra fue recuperada del lugar del accidente ya en la madrugada del jueves y desde entonces permanece custodiada por la Policía Judicial en la Comisaría local de Policía de Santiago de Compostela. Ahora se abrirá bajo la supervisión técnica del especialista y la tarea no se prevé fácil, pues tiene unas "condiciones técnicas singulares". 

La apertura de la caja negra se hará con la presencia del director de Seguridad de Circulación de Renfe y estará supervisada por una comisión judicial. Toda la información que contiene se volcará en un dispositivo de almacenamiento de datos y en los próximos días lo analizarán agentes de la Policía Judicial. 

El contenido se considera clave para la reconstrucción del accidente y sus causas y se extraerán datos como la velocidad del tren durante todo el trayecto, los movimientos del maquinista y si antes del descarrilamiento intentó frenar o frenó. Toda la información integrará un informe técnico que se incluirá en el atestado y será remitido al juez Aláez. fuente.26noticias.com.ar
Publicar un comentario